El mexicano Oscar Valdez tuvo que sacar el extra en el tercer asalto para inclinar de su lado una pelea que iba muy cerrada, y derrotar este sábado 14 golpes a 9 al indio Shiva Tapa, en pelea preliminar de 56 kilos del boxeo de los Juegos Olímpicos Londres-2012.

Valdez, veterano de los pasados Juegos en Beijing 2008, donde quedó eliminado en primera ronda, ganó bien el primer round, pero el indio niveló las tornas con un boxeo a distancia, obligando al mexicano a meterse en la zona en el tercer cuadro para marcar la diferencia.

"Seguí las instrucciones de mi entrenador, de meterme en la distancia y castigar al cuerpo para quitarle velocidad, y dio resultado, gracias a Dios", dijo a la prensa en la zona mixta el púgil de Sonora.

Apoyado todo el tiempo por un pequeño pero ruidoso grupo de compatriotas, Valdez reconoció cierto nerviosismo en el arranque del combate, pero dijo haber apelado a su experiencia para frenar el empuje del indio.

"La primera pelea de todos los torneos siempre es la más complicada, pero ya pasé esa prueba de fuego", declaró.

Reveló que en un momento dificil del segundo asalto, cuando el indio le llevó a las cuerdas, escuchó la voz de su papá desde las gradas y eso le tranquilizó para salvar la situación y seguir con su plan de pelea.

"Cuando le escuché a mi papá gritar 'ñFinta!', supe que estaba ahí, apoyándome, y eso me dio ánimo para subir el ritmo", declaró.

En su segunda salida, Valdez se medirá al púgil de Tayikistán, Anvar Yusupov, que quedó sembrado en esta primera fecha.

"Sé que es el número dos mundial y fue medallista de bronce en (el Mundial) de Bakú (2011), pero con la ayuda de Dios, mi familia y mi entrenador, espero salir con el brazo en alto", subrayó Valdez.