El costo de organizar unos Juegos Olímpicos creció entre 16 y 39 veces desde 1968 a la fecha de acuerdo con una revisión realizada por El Economista con precios actuales desde el evento que se celebró en nuestro país hace 50 años a los de Río 2016.

En precios del 2018, el evento olímpico en México costó lo que hoy son 1,265 millones de dólares (US175 millones de la época), pero no se comparan con los 50,000 millones que invirtió Rusia en Sochi para los JO de Invierno 2014 (39 veces más), ni con los 20,000 millones que ocupó Brasil para Río 2016 (16 veces más), de acuerdo con datos publicados en los Informes Anuales del Comité Olímpico Internacional y un informe de Council on Foreign Relations.

Los Juegos Olímpicos se han convertido desde 1968 en un evento que supera los aspectos deportivos:

-La matanza de Tlatelolco para apaciguar al país a unos días de la inauguración.

-En el periodo de la Guerra Fría como un arma política para el bloque socialista y capitalista.

-Rusia mostró al mundo su poder económico en Sochi en los Juegos de invierno.

-China le dijo al mundo que era un país desarrollado con Beijing 2018.

-Brasil quiso mostrar que aspiraba a ser una potencia mundial en el 2016.

-Incluso México, que venía con el llamado Desarrollo Estabilizador, era una nación que aspiraba a ser parte del primer mundo en 1968, lo que al final no ocurrió.

Pero hospedar el evento deportivo más importante del mundo cada vez le cuesta más a los países. El World Economic Forum publicó hace un par de años un estudio que entre sus conclusiones señaló: “Ningún juego desde 1960 ha estado por debajo del presupuesto. De hecho, casi la mitad tiene sobrecostos de más de 100 por ciento. Montreal 1976 tuvo un costo excedido de 720%, Barcelona 1992 de 266% y Lake Placid 1980 de 324 por ciento”.

En charla telefónica con Michael Payne, la mente maestra que hizo del olimpismo el gran negocio cuando fue el director de Marketing del Comité Olímpico Internacional, reflexionó:

“Los juegos han cambiado en tamaño y costo. Se necesitan todos los servicios, una nación con infraestructura básica puede aspirar a organizarlos. Hablamos de infraestructura en telecomunicación, transporte, el COI está tratando de hacer las reglas más flexibles. Incluso está la idea de que posiblemente dos ciudades en Europa puedan organizar, no sólo en una ciudad y así más personas puedan albergar el evento”.

Los altos costos, el gran debate

Un estudio de la Universidad de Oxford, “The Oxford Olympics Study 2016: cost and cost overrun at the games” , detalló lo que han significado las inversiones:

1.-Para Sidney 2000, Australia gastó lo equivalente a 0.6% de su Producto Interno Bruto nacional para la organización de una justa que dura no más de tres semanas.

2.-La agencia estatal griega ANA detalló que la deuda externa del país del 2004 al 2005 creció 9.8 por ciento.

3.-Montreal 76 tardó 25 años (hasta el 2001) en pagar su deuda de los JO.

4.-Londres 2012 representó 1.7% de toda la inversión pública de un año para el país.

•••

Muchas ciudades aspiran a tener unos Juegos Olímpicos, pero también muchos se quejan de los altos costos, se le preguntó a Michael Payne.

“No estoy de acuerdo en que muchas personas estén en contra. Organizar los Juegos en Londres fueron todo un éxito. Estuve en Barcelona hace unos días y la gente sigue hablando de cómo el evento transformó la ciudad”.

Y pensar que en 1908, cuando Londres organizó los Juegos eran un experimento y costaron poco más de 394,000 dólares (US9.9 millones actuales). Luego, se convirtieron en una industria que cuesta mantener.