El torero español y confirmante de alternativa, Manuel Escribano, fue el único en tocar pelo en la décima corrida de la Temporada Grande en la Plaza México, donde el aguascalentense Fabián Barba tuvo una destacada y valerosa actuación que le valió el reconocimiento del poco público asistente y el también hidrocálido Víctor Mora pasó fatigas en una tarde cuesta arriba.

El diestro sevillano tuvo un debut de ensueño en la Monumental de Insurgentes. Al primero de su lote, que protestaron fuertemente pero tumbó al caballo y al picador, lo lanceó variado tanto en recibo como quites, además de cubrir el segundo tercio con valentía y realizar una faena por ambos lados en la que sobresalió el temple, la largueza y lentitud; sin embargo, mató de pinchazo y estocada baja para saludar en el tercio tras un aviso.

Con su segundo, quinto del festejo, destacó en banderillas con dos cuarteos muy comprometidos y un par al violín que puso a varios de pie para aplaudirle, para luego mostrar un toreo poderoso y templado ante un astado enrazado que no le puso fácil la lidia y al que pasaportó con entera trasera y tendida que le redituó en un apéndice tras la fuerte petición popular.

Fabián Barba enfrentó un astado complicado y reservón de San Marcos, al que le dio una lidia muy pensada, con cabeza fría y en la que el público le reconoció su coraje y pundonor para extraer muletazos que le fueron muy coreados y con ello saludar en el tercio con un bocinazo al término de su labor.

En el segundo de su lote se jugó la vida, y en un descuido, el toro, que adquirió sentido, lo prendió para dejarle un puntazo en el escroto, pero sin amedrentarse, hilvanó algunos adornos y tras un excelente volapié dio la vuelta al ruedo.

Víctor Mora acusó su falta de sitio y luego de sendas actuaciones baladíes se retiró en silencio y silencio tras un aviso.

Martínez sigue grave

Tras la fuerte cornada, penetrante de tórax con exposición del corazón que sufriera el jueves por la noche en la Plaza México, el banderillero Mauricio Martínez fue operado por segunda vez. El pronóstico sigue de muy grave , de acuerdo al equipo médico del doctor Rafael Vázquez.