Saint Paul. La jueza federal que entiende en el conflicto laboral de la liga de futbol americano NFL ordenó a los dueños de los equipos levantar el cierre patronal que implementaron el 11 de marzo.

La jueza Susan Richard Nelson falló a favor de un grupo de jugadores que habían pedido la intercesión de la justicia en defensa de sus derechos laborales, ya que según argumentaron el cierre les causaba a sus carreras un daño irreparable .

El fallo les da a los jugadores una primera victoria en su disputa con los propietarios por un nuevo convenio colectivo de trabajo, en un deporte que genera ingresos por 9,000 millones de dólares al año.

Los dueños impusieron el cierre luego que las conversaciones entre las partes fracasaron el 11 de marzo y los jugadores desbandaron su sindicato para poder recurrir a la justicia de manera individual. Un grupo de atletas presentó ese mismo día el pedido de intervención de la justicia y una demanda antimonopolio contra la liga.

Los dueños argumentaron que estaban en su derecho de declarar el cierre y se espera que apelen la decisión de la jueza.

EISS