Detroit.- El base de los Detroit Pistons Ben Gordon dio un paso adelante en su intento para iniciar la próxima temporada de la NBA tras someterse a una operación para quitarse los espolones óseos de su tobillo izquierdo, informó el miércoles el equipo de baloncesto.

El tobillo de Gordon estará con yeso durante tres semanas y luego continuará con su rehabilitación. El club de Estados Unidos dijo que espera que Gordon esté completamente recuperado para el inicio de la pretemporada en octubre.

El base, de 1,91 metros, estuvo en 62 encuentros de la temporada pasada, promediando 13,8 puntos, 2,7 asistencias y 1,9 rebotes.

BVC