Guillermo Ochoa regresa a la competición que agitó definitivamente su carrera: En Brasil 2014 alcanzó fama planetaria tras parar los pies a Neymar y cuatro años después, convertido en un nómada del fútbol europeo, podría ver como su destino cambia de nuevo en medio de una Copa del Mundo.

El inconfundible arquero de melena rizada, que en julio cumplirá 33 años, se acerca a los 100 partidos con la Selección Mexicana de Futbol.

Entre ellos, quedó subrayado aquel Brasil-México de la primera fase del anterior Mundial, cuando protagonizó una serie de paradas milagrosas que permitieron a su equipo empatar sin goles. Para la memoria colectiva, un vuelo pleno de reflejos a un remate de Neymar.

"Aquella parada hizo mucho ruido, pero bueno, uno está para eso, es mi trabajo. En el momento no piensas nada", rememoró el año pasado a la AFP.

Acababa de terminar su contrato con el Ajaccio, que había descendido a la segunda división francesa, y se le abría un horizonte de oportunidades.

Formaba parte de un abanico de arqueros latinoamericanos que impulsaron sus carreras en el Mundial 2014, junto al costarricense Keylor Navas, que desde entonces ha ganado tres Champions consecutivas como titular con el Real Madrid, o el colombiano David Ospina, que dejó el Niza para jugar en el Arsenal, donde no ha logrado imponerse en el once.

Con la perspectiva que ofrece el tiempo, se puede decir que 'Memo' no eligió el mejor destino. Tras sonar para varios equipos de gran nivel, acabó firmando por el Málaga, donde vivió dos años a la sombra del camerunés Carlos Kameni.

Su siguiente destino fue una cesión al Granada, allí mostró de nuevo su calidad en un equipo que jugaba al filo del abismo y que acabó perdiendo la categoría. Se le multiplicó el trabajo. Disputó todos los minutos y fue el portero que más goles recibió, pero también el que más atajadas sumó.

El último año lo disputó en el Standard de Lieja, del campeonato belga, con el que cuajó una buena temporada, logrando la clasificación para la previa de la Champions.

A pesar de que le queda un año de contrato, la prensa belga ha publicado en las últimas horas que el club ha firmado al turco Erce Kardeler, lo que supondría la salida al mercado del 'Memo'.

A la espera de saber si cambia de destino, el jugador que triunfó en el América (2004-2011) está concentrado en Moscú con el TRI, a la espera de romper por fin el maleficio del quinto partido del Mundial y alcanzar los cuartos de final.

Hace una semana, en su última comparecencia ante los medios, restó importancia a la derrota 2-0 ante Dinamarca en un amistoso. "El profe lo ha dicho, siempre hay gente mirando y no hay que enseñar las armas", dijo.

El primer escalón, el domingo en el imponente Luzhniki, será todo un desafío: La campeona del mundo Alemania, a la que el combinado nacional nunca ha ganado en los seis partidos oficiales que han disputado. El último precedente fue la derrota 4-1 del año pasado en la semifinal de la Confederaciones.

Llega a México Diego Reyes

Con semblante triste llegó a la capital del país el defensa Diego Reyes, quien por lesión fue dado de baja de la Selección Nacional de México que disputará la Copa del Mundo Rusia 2018.

El jugador del Porto fue recibido por sus familiares y se negó a ofrecer declaraciones sobre este complicado momento que vive en su carrera.

Reyes fue dado de baja el pasado martes debido a que no logró recuperarse de una lesión en el muslo derecho que lo tiene fuera de actividad desde hace algunas semanas.

El sitio del elemento surgido del América fue ocupado por el volante Erick Gutiérrez, quien de último momento jugará su primera justa mundialista.