Hacer de la Liga Femenil MX  un negocio rentable, terminar con la multipropiedad, erradicar la violencia... entre otros puntos, son los escenarios que deberá enfrentar el nuevo presidente de la Federación Mexicana De Futbol.

Luego de que el viernes pasado la Federación Mexicana de Futbol (FMF) informara que Decio de María Serrano dejará de ser su presidente tras el Mundial de Rusia 2018 y su lugar será de Yon de Luisa, El Economista presenta ocho pendientes que deberá resolver el nuevo presidente del organismo.

Ligado a Televisa y a la organización del Mundial Sub-17 del 2011 y uno de los hombres importantes de la candidatura de México-Estados Unidos y Canadá 2026.

1.- Multipropiedad.

En el 2013 se anunció que sería hasta mayo del 2016 la fecha límite para erradicar la multipropiedad en la Liga MX. Sin embargo, llegada la fecha que se había pactado, la Liga aceptó dar una prórroga de un año, mismo que venció en mayo del 2017. Actualmente TV Azteca es dueña del Atlas y Morelia, mientras que Grupo Pachuca posee las franquicias de los tuzos y el León.

“Para nosotros no es un problema la multipropiedad, los clubes se manejan de manera independiente, los jugadores lo han demostrado a lo largo de los años que los colores de sus clubes representan más de lo que se pueda decir”, expresó Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, en agosto del 2016.

2.- Cerrar las puertas a inversiones de gobierno...

El 20 de febrero de este año se realizó el anuncio de que al ser el futbol “un negocio privado”, la intención de la Federación Mexicana de Futbol es cerrarle las puertas a las inversiones del gobierno, en busca de regular la competencia de una manera “clara y transparente”.

De acuerdo a un informe publicado por El Economista en diciembre pasado, son 16 clubes que militan en la Liga MX o en el Ascenso MX, los que han recibido dinero del gobierno para construcción, remodelación o mantenimiento de sus estadios.

La mayoría de los estadios de ambas categorías pertenecen a los gobiernos estatales y municipales.

3.- Mejorar sus filtros para abrir las puertas a empresarios que compran equipos.

En los últimos años en la Liga MX y Ascenso MX han existido casos de clubes que no cumplen con sus pagos. Jaguares —ya desaparecido— Puebla, Tijuana, Murciélagos y Atlante han tenido que lidiar con falta de pagos. Salvo el caso de los chiapanecos, quienes constantemente destacaban por su incumplimiento, en los demás conjuntos implicados no logran erradicar el problema.

Además, en su momento, en el 2014 la Liga MX tuvo que rescatar la franquicia de Querétaro, que era propiedad de la empresa Oceanografía, propiedad de Amado Yáñez, quien enfrentó problemas con la justicia y perdió el club (ahora en manos de Grupo Imagen).

4.- Violencia en los estadios.

Con todo y el slogan de “Juega Limpio y Siente tu Liga”, la Liga MX y la FMF no han podido erradicar la violencia en las tribunas y fuera de los estadios. Capítulos en el estadio de Monterrey, en donde golpearon a aficionados de Tigres luego de que los felinos eliminaran a rayados en una Liguilla o una batalla campal en las tribunas del Pirata Fuente entre fanáticos de los Tiburones y de los Tigres, han sido de los hechos más penosos que se han suscitado.

Ante la carencia de la fórmula para terminar con la violencia en la FMF, los clubes han tenido que optar en ocasiones por prohibir el ingreso de barras visitantes, como este domingo Veracruz lo hizo con los Libres y Locos de Tigres en su visita al Puerto.

5.- Terminar con el grito contra los arqueros rivales.

Han sido muchas e inútiles las campañas que la FMF ha lanzado para intentar convencer a la afición de lanzar gritos homofóbicos contra los porteros rivales de la Selección Nacional. La realidad es que no han servido de nada y las cuentas del organismo que rige el balompié en México han sido golpeadas con más de 3 millones de pesos luego de recibir 11 multas por parte de FIFA. Además, siempre ha existido la amenaza de perder puntos en la mesa y que el estadio Azteca sea vetado.

6.- Convertir en un negocio la Liga MX Femenil.

De acuerdo con cifras reveladas por la Liga MX, el primer torneo regular de damas en México promedió apenas 2,558 personas en los estadios. Además, por ahora son pocos los clubes que son transmitidos por televisión. Pachuca y León se pueden seguir por Fox Sports, y Querétaro y Necaxa por Claro Sports. Aunque algunos ya han logrado tener patrocinadores.

7.- Mejorar la relación con los medios.

En el 2012 la FMF emitió un comunicado en el que avaló que los 18 clubes de la Liga y la misma organización rectora estaban de acuerdo con el veto que Guadalajara había hecho con el diario Récord. Además, deberán trabajar para abrir las puertas a entrevistas con jugadores y cuerpo técnico de la Selección Nacional, que actualmente tiene en el olvido a medios que “no viajan con el equipo”.

8.- Abrir la puerta a otras televisoras para negociar los derechos de transmisión.

Luego que en septiembre pasado la FMF renovara por ocho años los derechos de transmisión del Tricolor con Televisa y TV Azteca, el organismo hizo público que eliminó una cláusula de renovación automática, por lo que otras plataformas podrán aspirar a obtener los derechos.