Dayton, EEUU.-El mandatario de Estados Unidos, Barack Obama, muy aficionado al baloncesto, invitó al primer ministro británico, David Cameron, a presenciar un partido de un importante torneo de la liga universitaria estadounidense NCAA en el estado de Ohio, clave para las elecciones presidenciales.

El rápido viaje a Dayton para acudir a uno de los eventos deportivos más populares del país pretendía ayudar a resaltar la llamada "relación especial" entre los aliados transatlánticos, dijo la Casa Blanca.

Obama, un ávido aficionado al baloncesto, sacó a Cameron de Washington para asistir al partido de la Nacional Collegiate Athletic Association (NCAA) entre el Western Kentucky y el Mississippi Valley State en el recinto deportivo de la Universidad de Dayton.

Obama habló con gente del público y en ocasiones se inclinó hacia Cameron para explicarle ciertos aspectos del juego. Al estilo de la cultura estadounidense, ambos comieron hot dogs y Cameron se tomó una Coca-Cola. Western Kentucky ganó el partido por 59-58.

En una entrevista en el intermedio con truTV, Obama destacó que ambos equipos estaban teniendo malas estadísticas de canastas. "Puede ser por los nervios", dijo. "No son equipos que normalmente acaben llegando al torneo", agregó.

Cameron dijo que era su primer partido de baloncesto y el ritmo era "rápido y furioso". Dijo que Obama le ayudó a seguir el encuentro, mientras que el presidente estadounidense dijo que Cameron le iba a devolver el favor enseñándole algo de críquet.

"Porque no entiendo de qué se trata eso del cricket", dijo Obama.

BVC