La española Carmen Jordá en la presente temporada se integró como piloto de desarrollo en la escudería Lotus, con lo cual trabaja en conjunto con el venezolano Pastor Maldonado y el francés Romain Grosjean.

Ella se encarga de trabajar en el simulador, analizar los datos y posteriormente trasladar esa información para la carrera en turno; la española dice que al tener compañeros como Pastor y Romain, con mucha experiencia, siempre aprendes y te dan una visión diferente .

En relación con la importancia que tiene el piloto de desarrollo, ella explicó que son necesarios porque los pilotos titulares no tienen mucho tiempo para estar en la fábrica y es lo que nosotros hacemos. Nosotros analizamos hasta el último detalle y damos nuestra perspectiva .

Para la piloto de 27 años no fue sencilla la adaptación a la principal categoría, ya que ejemplificó que en GP2 hay dos o tres personas en cada carrera y en Fórmula Uno pueden estar más de 80 personas; sin embargo, el piloto venezolano y francés le ayudaron a integrarse al mundo de la principal categoría del automovilismo.

La chica dice que no realiza otra actividad más extrema, sólo es el automovilismo, ya que su padre le inculcó el amor por el deporte motor, del cual se considera es una adicta.

Jordá espera concretar ese deseo que tiene desde niña, pero consideró que hubiera elegido llegar a la Fórmula Uno dentro de 10 años. Creo que toda la sociedad cambia y considero que las mujeres merecemos tener un campeonato en igualdad de condiciones , aseguró la también hija del ex piloto José Miguel Jordá. La otra mujer que forma parte de la F1 es Susie Wolff, piloto de pruebas de la escudería Williams.

Al respecto de por qué no ocupó en la escudería el lugar que deja el piloto francés, Carmen respondió que Jolyon Palmer es el tercer piloto y lo natural es que suba, ha ganado GP2 y está bien que le den la oportunidad a los que están atrás porque sé que nosotros subiremos .

Jordá decidirá pronto cuál es su futuro en la categoría.

[email protected]