La experiencia como entrenador de José Luis Trejo, a lo largo de 16 años, le ha forjado una filosofía basada en el trabajo y el constante ensayo de ejercicios, como método para sembrar confianza en sus futbolistas. Para el estratega, que tiene entre su currículo un título de campeón, un subcampeonato de Copa Libertadores pero también una serie de infortunios en el banquillo desde que llevó a Pachuca al campeonato del torneo Clausura 2006 el pasado ocupa un lugar intrascendente, ya sea para bien o para mal; lo único en lo que se enfoca es en lograr con Pumas una buena campaña.

En charla con El Economista, el técnico analiza la situación actual del equipo de la UNAM, pasando por la conformación del plantel y sus refuerzos, los desafíos de la cantera y sus procedimientos para motivar a un equipo que tuvo el torneo pasado su peor marca y que lo mandó al último lugar de la clasificación.

¿Cómo fue la conformación del plantel para el Clausura 2013, ?luego de experiencias anteriores en las que los refuerzos no rindieron lo esperado?

Indudablemente el equipo se tenía que reforzar, y lo hicimos. Se necesitaba traer a gente en el sector ofensivo y la única petición para la directiva fue incorporar elementos de fácil integración a la mentalidad de Pumas.

El sello del equipo es de una institución seria, de mucho respeto y, sobre todo, de gente que tanto dentro como fuera de la cancha tengan un perfil de profesionalismo, de entrega y de lucha.

En el plantel de Pumas hay ocho futbolistas no nacidos en México. Por el rendimiento del equipo en los últimos torneos se decidió apostar por ellos. ¿Es un momento difícil para pensar en la cantera y consolidar a Javier Cortés, Daniel Ramírez, entre otros?

Si te pones a analizar la alineación del domingo ante Puebla, te darás una idea de lo que representa para Pumas la cantera. Había una mayor cantidad de jóvenes que se formaron aquí, siempre respaldados por la experiencia de otros elementos. Para el joven siempre es importante el apoyo de gente que ya tiene años en esto, por eso se armó este equipo, para que jugadores a quienes todavía les falta madurar puedan hacerlo más rápido.

¿Cómo afectó en la confianza de los jugadores el resultado ante Puebla donde se perdió una ventaja de dos goles en tres minutos y qué métodos aplica usted para motivar a sus futbolistas? Música, películas, discursos, lecturas...

No afectó en nada porque no perdimos. En estos momentos no es conveniente estar recalcando los errores del jugador. De por sí es una presión fuerte a nivel individual que alguien cometa un error, no tiene caso ser repetitivos en estas cuestiones.

Aquí el trabajo es la única motivación, la consistencia del mismo y su resultado en la cancha. Todo lo demás (música, películas, lecturas) puede servirte, pero al final de cuentas el trabajo de la semana es lo único que hace al jugador llegar con la confianza y convicción de ganar el fin de semana.

¿Por qué motivo no utiliza una herramienta adicional para motivar a sus jugadores?

Eso a mí nunca me ha gustado. A los futbolistas lo único que los motiva es cuando las cosas les salen bien en la cancha; ésa es la motivación más grande y, ante eso, lo único que queda es estar repitiendo constantemente las jugadas en los entrenamientos.

En otras ocasiones lo he hecho, nadie lo descarta, todo es bueno. Las charlas siempre son cosas que ayudan en su momento, pero tienes que conocer realmente al equipo para saber qué es lo que necesita y éste es un grupo que tiene mentalidad: es ganador y está convencido de que puede hacer las cosas bien.

¿Qué tanto han afectado en su confianza sus últimos trabajos, cuyos malos resultados terminaron por dejarlo sin trabajo?

Si uno está pensando en lo que pasó y en lo negativo, lo único que recibes son aspectos negativos. Por eso ni me gusta tocarlo, porque cuando hiciste algo bien, mal o regular, eso ya quedó atrás. No me gusta hablar de algo que ya sucedió.

Ni las cosas buenas (el título con Pachuca) me dejan nada, porque ya pasó hace muchos años y para mí ya no cuentan; ya está borrado, no existe.

Lo único que importa es lo que hago hoy y lo que voy a buscar como objetivo para alcanzar.

[email protected]