El italiano Vincenzo Nibali, del equipo Liquigas, ganó la Tirreno-Adriático después de la disputa de la última etapa, una contrarreloj de 9.3 kilómetros en un circuito alrededor de San Benedetto del Tronto, que ganó el suizo Fabian Cancellara.

Nibali consiguió en la última jornada arrebatar el liderato al estadounidense Chris Horner, del RadioShack, que sacaba al italiano seis segundos antes de la contrarreloj y que finalizó segundo en la general (a 14 segundos de Nibali). El podio lo cerró el checo Roman Kreuziger, tercero, a 26 segundos del italiano.

En la contrarreloj, la victoria de Cancellara demuestra la buena forma física con la que llega a la Milán-San Remo, que arranca dentro de cinco días.

Daniele Bennati fue segundo en la etapa, a 12 segundos del ganador, mientras que Nibali finalizó octavo a una distancia de 20 segundos.

Con este triunfo final en la Tirreno-Adriático, Vincenzo Nibali pasa a ocupar el segundo puesto en la clasificación de la Unión Ciclista Internacional (UCI), solo por detrás del español Alejandro Valverde y por delante del británico Bradley Wiggins, vencedor de la París-Niza.

Sobre lo que resta de temporada, el italiano se mostró esperanzado en alcanzar más éxitos.

No es un secreto que el Tour está en mi programa. Ahora, con la ausencia de (Alberto) Contador (suspendido), va a estar más abierto. Este año podemos hacer grandes cosas , aseguró.