La rama femenina sufrirá grandes ausencias para la edición de este año en Indian Wells, ya que no participarán la número uno y dos del ranking de la WTA, Ashleigh Barty y Aryna Sabalenka, ni la cuatro veces campeona de Grand Slams, la japonesa Naomi Osaka; en cambio, estarán presentes las más recientes finalistas del US Open, las juveniles Emma Raducanu y Leylah Fernández (18 y 19 años), mientras que las mejores sembradas serán Karolina Pliskova, Angelique Kerber e Iga Swiatek.

Bianca Andreescu (No.20) es la campeona defensora del torneo WTA 1000, pero Karolina Pliskova (No. 3) es la favorita a llevarse esta edición, pues es la mejor sembrada e intentará continuar con su buena dinámica de resultados este año en suelo norteamericano tras haber llegado a la final en Montreal, semifinales en Cincinnati y cuartos de final en el US Open.

La ausencia de diversas top 10 provocaron que la polaca Iga Swiatek tenga su mejor siembra en un WTA 1000. La joven de 20 años es parte de la Next Gen de la rama femenina que ya cuentan con un título de Grand Slam en su currículum, tras la corona de Roland Garros 2020.

La joven de 18 años, Emma Raducanu, hará su regreso a las pistas tras recibir una invitación de los organizadores para participar en Indian Wells. Aunque la británica saltó del puesto 150 al 22 en el ranking tras su victoria en US Open y este es lo suficientemente alto como para asegurar la entrada a todos los eventos más importantes, el límite se establece varias semanas antes del comienzo de cada torneo, lo que significa que necesitaba un wildcard para evitar tener que pasar por la clasificación.

Kim Clijsters, Claire Lui, Catherine Mcnaclly, Katie Volynets, Elsa Jacquemot, Katrina Scott y Ashlyn Krueger también recibieron una invitación para aparecer en el cuadro femenino.

Ashleigh Barty, Aryna Sabalenka, Serena Williams, Sofia Kenin, Naomi Osaka y Kristina Mladenovic son las bajas más destacadas del certamen. El fin de semana se anunció que Sabalenka dio positivo a covid-19, por lo que su participación fue descartada; a su vez, la nipona Naomi Osaka apareció sobre las pistas por última vez en el US Open, desde entonces señaló que se tomó un tiempo para poder disfrutar del tenis nuevamente:

“Me gusta la competencia y cada partido que juego lo hago para ganar. Hace unos meses me pasaba que cuanto más se alargaban los partidos, más me gustaban. Ahora pasa todo lo contrario, cuando más tiempo permanezco en la pista, más estrés tengo. Necesitaba esta pausa para volver a ser yo misma”, según declaraciones citadas por UbiTennis.

Por su parte, es posible que Barty ya haya puesto punto final a su participación esta temporada, pues a principios de septiembre su entrenador, Craig Tyzzer, dijo que la australiana de 25 años podría no defender su corona en las WTA Finals en noviembre debido a que el torneo se trasladó a México, donde las condiciones territoriales no favorecen su participación.

deportes@eleconomista.mx