Aguascalientes.- Con un entrenamiento ligero, pero intenso a la vez en sus instalaciones de la casa Club, Rayos de Necaxa cerró hoy su preparación para encarar mañana ante Esmeraldas del León, el primer partido de la gran final por el ascenso a la Primera Divisón del futbol mexicano en el Estadio Victoria.

Bajo las órdenes del técnico Omar Arellano Nuño, el plantel de Hidrorrayos entrenó en sus instalaciones y, aunque lo hizo de forma muy ligera, sí fue intenso en emotividad, ya que entre los jugadores hay gran expectación al estar en la antesala de regresar al máximo circuito del balompié mexicano.

Para fortuna del técnico Arellano, Necaxa cuenta con plantel completo para enfrentar a los Panzas Verdes, de ahí que podrá presentar en la cancha del Victoria a sus mejores hombres, entre ellos la actual sensación, el goleador uruguayo Nelson Sebastian Maz, quien se destapó con cinco en el anterior partido ante Tijuana.

Durante la práctica necaxista, el timonel rojiblanco puso mucha atención en las jugadas de definición frente al arco, ya que sabe que ante León su delantera no podrá darse el lujo de fallar las opciones de gol, ya que el sábado deberán pagar la visita en el Nou Camp de la capital cuerera.

El cuadro local deberá ganar mañana por un marcador favorable para poder viajar a León con algo que le garantice el ascenso a la máxima categoría del futbol mexicano, por lo que sabe que este miércoles será el día clave al estar en su estadio y con apoyo de su público.

Arellano en su equipo cuenta con varios jugadores de amplia experiencia, que ya no les asusta enfrentar finales, de ahí la gran confianza en que el club logre el título que los lleve de regreso a la Primera División.

"Necaxa tiene mucha experiencia en jugar finales y en este caso sabemos muy bien que la clave es ganar en el partido de mañana, para poder llegar a León con una tranquilidad que nos dé calma e inteligencia para ganar el ascenso', señaló el timonel.

Descartó que su equipo tenga la presión en esta final, ya que León también es un club de mucha tradición en el futbol mexicano, el cual ya lleva muchos años en el circuito de ascenso, por lo que son ellos, (los Panzas verdes) los que tienen una mayor deuda con sus aficionados.

Finalmente, la directiva rojiblanca informó que como estímulo para sus aficionados, no habrá aumento en el precio de los boletos, ya que desean que el Estadio Victoria se llene de seguidres rayos, y así presionar mucho más al cuadro visitante.

El costo de las entradas será de 50 pesos en zona general, 80 en el sector de sol y el más caro de 100 pesos en la sección de sombra, de ahí que el aficionado tendrá al alcance de su bolsillo la ocasión de apoyar a su club, que busca el ascenso al máximo circuito del balompié nacional.

BVC