Grenoble, Francia.- La mano derecha de Alberto Contador, Daniel Navarro, le robó el viernes el protagonismo al ciclista español en la quinta etapa del Critérium du Dauphine, consiguiendo su primera victoria como profesional.

El también español de 26 años, compañero del campeón del Tour de Francia durante la mayor parte de su carrera, se escapó en el último ascenso de un recorrido total de 143 kilómetros y ganó en solitario en Grenoble, llevándose los laureles de una etapa donde los líderes parecieron declarar una tregua.

En la subida a la estación de esquí de Chamrousse, a 30 kilómetros de la meta, Navarro alcanzó al italiano Eros Capecchi y al francés Thibault Pinot, que se habían escapado anteriormente.

Ambos fueron incapaces de seguir la rueda del español y acabaron segundo y tercero respectivamente, 34 segundos por detrás.

"Alberto había decidido tomárselo con calma hoy y tenía el visto bueno para atacar en el último ascenso. Llegué a la cima con una ventaja de 50 segundos y sabía que sería suficiente", dijo Navarro a periodistas.

Contador, ganador del prólogo de la carrera, se mantuvo tercero en la clasificación general, un minuto y 41 segundos por detrás del líder, el esloveno Janez Brajkovic, y a 26 segundos del estadounidense Tejay Van Garderen.

A falta de una difícil etapa en el Alpe d'Huez el sábado, la mayoría de los aspirantes a la victoria final se quedaron al margen en los dos grandes ascensos del día.

Navarro es consciente de que tendrá que trabajar mucho para el bicampeón del Tour en las famosas 21 curvas que llevan a lo alto del Alpe d'Huez, pero dijo que aún así se tomaría una copa de champán para celebrar su triunfo.

"Es mi primera victoria profesional", recordó.

BVC