Melbourne.-Los tenistas Rafael Nadal y Roger Federer dieron un paso más hacia un duelo entre ellos en el Abierto de Australia al avanzar a octavos de final en Melbourne Park, mientras que el argentino Juan Martín del Potro también se instaló en la ronda de los 16 mejores del certamen.

En tanto, en el cuadro femenino, la danesa Caroline Wozniacki se sigue aferrando a su ranking de número uno del mundo con una cómoda victoria en dos sets, mientras que la belga Kim Clisters, campeona defensora y ex número uno del mundo, también avanzó a la siguiente ronda.

Tras el monopolio impuesto por Djokovic en el 2011, Nadal y Federer se encuentran en el mismo lado del cuadro masculino por primera vez desde el 2005 y van encaminados a enfrentarse en semifinales en Melbourne Park.

El español y el suizo encabezaron una doble función en el Rod Laver Arena, con Nadal levantando la cortina con un triunfo por 6-2, 6-4 y 6-2 ante el eslovaco Lukas Lacko.

Nadal, campeón del torneo en el 2009, llegó a Melbourne cargando las dudas sobre su nivel, aptitud y motivación, pero no ha perdido un solo set en el torneo y nunca se vio en peligro ante Lacko, 119 del ranking mundial, bajo un cielo nublado en la pista central del primer Grand Slam del año.

Nadal estableció un choque en la cuarta ronda con su compatriota Feliciano López, que superó al estadounidense John Isner en un maratónico duelo a cinco sets.

ANTE UNA TORRE

Posteriormente salió a la cancha Federer, tercer cabeza de serie del certamen. El suizo se enfrentó a un duelo mucho más difícil que el disputado por Nadal, ya que al otro lado tenía al croata Ivo Karlovic, una verdadera torre de 2,08 metros que complica a sus rivales con su potente servicio.

Sin embargo, después de trabajar duro en el primer set, el suizo pudo encaminar el partido y selló su paso a octavos de final con parciales de 7-6, 6-3 y 7-5.

Karlovic tuvo un punto de set cuando estaba 6-5 en el primer parcial, antes de que Federer se robara de nuevo el espectáculo al intentar lo imposible: lanzarle un globo al tenista más alto del circuito justo frente a la red.

"Después de eso (del globo), tal vez me relajé un poco. Me sentí un poco mejor en la lectura de su saque", dijo Federer, quien enfrentará al joven australiano Bernard Tomic, que se impuso al ucraniano Alexandr Dolgopolov, decimotercer preclasificado, por 4-6, 7-6, 7-6, 2-6 y 6-3.

Con el estadio Rod Laver Arena monopolizado por los duelos masculinos, la batalla de Wozniacki por la credibilidad continuó en el Hisense Arena ante la rumana Monica Niculescu, cabeza de serie número 31.

Wozniacki, que necesita un triunfo más para continuar como número uno del mundo después de que finalice el torneo en Melbourne, ha encabezado el ranking de la WTA en 67 de las últimas 68 semanas, a pesar de no ganar un Grand Slam.

Otras tres jugadoras tienen la posibilidad de arrebatarle su primer lugar del ranking cuando finalice el evento en Melbourne Park, pero Wozniacki mostró que no renunciará a seguir en la cima al vencer por 6-2 y 6-2 a Niculescu en 76 minutos de partido.

"Para ser honesta, lo he demostrado en los últimos dos años (que merezco ser número uno del mundo). He terminado como número uno dos años seguidos", dijo la rubia de 21 años, defendiendo una vez más su clasificación en el ranking.

"Para mí, lo más importante es seguir mejorando. Si lo hago, sé que puedo jugar en un nivel muy alto", agregó.

Wozniacki enfrentará a la serbia Jelena Jankovic, una ex número uno que tampoco ha ganado un Grand Slam.

BUSCA EL GOLPE

La bielorrusa Victoria Azarenka, una de las tres jugadoras que buscan arrebatarle el primer lugar del ranking a Wozniacki, mantuvo intacto su sueño con un triunfo por 6-2 y 6-4 sobre la alemana Mona Barthel.

La belga Kim Clijsters, campeona defnsora y undécima cabeza de serie, derrotó a la eslovaca Daniela Hantuchova, vigésima cabeza de serie, por 6-3 y 6-2, mientras que la polaca Agnieszka Radwanska, octava preclasificada, también avanzó a octavos de final al vencer a la kazaja Galina Voskoboeva por 6-2 y 6-2.

En el cuadro masculino, Del Potro, undécimo preclasificado y principal esperanza latinoamericana en el certamen, se impuso sin problemas al taiwanés Lu Yen-Hsun por 6-2, 6-3 y 6-0, y se enfrentará en octavos al alemán Philipp Kohlschreiber, que dejó en el camino al colombiano Alejandro Falla por 6-3, 6-2 y 7-6.

Por su parte, el checo Tomas Berdych, finalista de Wimbledon en el 2010 y séptimo preclasificado del certamen, avanzó en silencio a la cuarta ronda al vencer por 7-6, 7-6 y 6-1 al sudafricano Kevin Anderson y se enfrentará al español Nicolás Almagro, décimo cabeza de cabeza de serie.

BVC