Melbourne.- Luego de las críticas que realizó la víspera al suizo Roger Federer, el tenista español Rafael Nadal se mostró arrepentido, ofreció disculpas y aseguró que no volverá a ocurrir.

Tras la primera reunión anual de la Asociación de Jugadores el sábado anterior, donde la mayoría mostró su intención por mejorar algunos aspectos en la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP), Federer no estuvo de acuerdo con algunas críticas al circuito y Nadal habló fuerte, pero hoy se disculpó.

"Siempre he tenido buenas relaciones con Roger y todavía las tengo. No crean historias locas sobre lo que dije ayer. Lo dije porque tenemos diferentes modos de ver cómo necesita funcionar el circuito, eso es todo", dijo el ibérico.

En conferencia de prensa luego de su exitoso debut en el Abierto de Australia, manifestó que los comentarios realizados la víspera debió hacerlos personalmente al suizo, "hablé más de la cuenta, como siempre. No volverá a pasar".

Para cerrar el tema, dejó en claro que es la última ocasión en las próximas dos semanas que hablará de él, pues aunque lo cuestionen sólo abordará temas netamente deportivos.

Por otra parte, reveló que no estaba seguro de ver acción este lunes ante el estadounidense Alex Kuznetsov, a quien venció por parciales de 6-4, 6-1 y 6-1, debido a una molestia en la rodilla.

"Ayer por la tarde no estaba seguro de que pudiera jugar hoy porque con el movimiento de mi rodilla no me sentía capaz de jugar. Me pasó lo más raro que me ha sucedido nunca, estaba sentado en una silla en el hotel cuando noté un "crack" en la rodilla, al que no le di importancia, pero cuando más tarde traté de levantarme tuve una sensación rara", explicó.

Finalmente, el número dos del mundo reveló que este lunes no sintió dolor y pudo arrancar su participación en el primer Grand Slam del año, "he jugado un partido fantástico. Ahora tengo 48 horas hasta el próximo encuentro. He podido jugar hoy lo haré también en los próximos partidos".

FEDERER ASEGURA QUE SU RELACIóN CON NADAL NO HA CAMBIADO

"El dijo varias veces que estaba un poco cansado y frustrado de todo este proceso y estoy de acuerdo con él. Es normal. Pero para mí nada ha cambiado en nuestra relación. Estoy completamente tranquilo y relajado en este tema", dijo el suizo.

Al conocer estas declaraciones, Federer dejó en claro que "todo va bien entre nosotros. No tengo nada que reprocharle. No se puede estar siempre de acuerdo en todo".

Agregó que no siempre podrán coincidir y que nunca han tenido problemas, al tiempo de recalcar que el mallorquín "ya no es un niño y tiene una opinión muy fuerte, lo cual es algo muy bueno y que necesitamos para llevar esto a algún punto" y mejorar el tenis, que es el objetivo principal.

Descartó una posible huelga en el "deporte blanco", pues por lo visto en otros deportes "no es buena para nadie", y si no pueden evitarla aseveró que todos los tenistas deberán ir por el mismo camino, pues "no podemos salir a pegar gritos sin saber bien qué queremos".

En conferencia de prensa luego de imponerse por parciales de 7-5, 6-2 y 6-2 al ruso Alexander Kudryavtsev para acceder a la segunda ronda del Abierto de Australia, donde busca su quinto título, el "Expreso suizo" se mostró feliz por su debut.

"Estaba ansioso por saber cómo iba a jugar, cómo mi oponente me iba a jugar. Estaba excitado por ver cómo iba, fueron buenas sensaciones, ya estoy con ganas de jugar más encuentros", concluyó.

BVC