Londres. El tenista español Rafael Nadal, vigente campeón del torneo de Wimbledon, manifestó su preocupación tras sentir unas dolencias en el pie izquierdo durante la ronda de octavos de final.

Nadal, máximo favorito al título, se impuso por parciales de 7-6(6), 3-6, 7-6(4) y 6-4 al argentino Juan Martín del Potro, sembrado 24 del tercer Grand Slam de la temporada.

Al término del encuentro el oriundo de Manacor, que en lo que va del certamen tan sólo ha cedido un set, reconoció que no jugó al 100% ya que tuvo que bajar el ritmo debido a unas molestias en el pie, el cual pensó que se había roto.

"En el primer set pensé que me tendría que retirar. Todavía no sé cuál es el problema, pero parece que es en un hueso en el pie. Tendrán que revisarlo los médicos", indicó el actual líder del escalafón mundial.

"No sé bien qué pasó, sentí algo muy extraño. Luego el dolor se retiró un poco y fui capaz de seguir, aunque cambié la forma de apoyar el pie", reveló el dos veces campeón (2008 y 2010) en el All England Club.

Por otro lado, Rafa habló de su encuentro de octavos, del cual admitió que no fue fácil ya que jugó "contra uno de los mejores jugadores del mundo".

Para la siguiente ronda, el raquetista ibérico se verá las caras con el estadounidense Mardy Fish, instalado en la novena posición del circuito y quien por primera vez en su carrera avanzó a los cuartos de final de la justa británica.

EISS