'Rafa' Nadal (N.2) derrotó por un claro 6-2, 6-2 y 6-1 a su compatriota y amigo David Ferrer (N.6), este sábado en el court central Philippe Chatrier de Roland Garros en la primera semifinal del Abierto de tenis francés, y jugará su séptima final en París.

Probablemente hoy jugué mi mejor partido aquí, en esta edición de Roland Garros (...) Lo siento por David por perder de esta manera, le deseo una gran temporada en lo que resta. Es uno de mis mejores amigos en el circuito y uno de los mejores jugadores sobre tierra batida del mundo y un gran guerrero (...) Para mí fue un partido fantástico, y estoy muy feliz de estar en otra final de Roland Garros", declaró Nadal al finalizar el choque.

Este partido se vio perturbado por la lluvia y estuvo interrumpido durante 56 minutos cuando faltaba poco para finalizar la segunda manga.

El manacorí, de 26 años, y el alicantino, de 30, se habían enfrentado en 19 ocasiones anteriormente desde 2004, con un dominio apabullante del primero por 16-4 en el mano a mano contando la victoria de esta jornada.

"Jugué un tenis muy sólido, a pesar de las condiciones (climáticas), había mucho viento. Pero, el saque me funcionó muy bien, el revés también, pero sobre todo el drive, que fue lo mejor, y además jugué bien desde el fondo (...) Fue mi mejor partido del torneo", destacó el ganador que "no cree en la perfección".

"Yo no jugué suficientemente agresivo. El lo ha hecho mucho mejor que yo y ha ganado un gran partido. Traté de jugar lo mejor posible, pero cuando el rival es mejor que tú no puedes hacer nada. El es el mejor jugador de la historia sobre tierra batida", explicó David Ferrer a los periodistas.

Ferrer comenzó jugando más sólido y contundente con un primer juego en blanco y casi haciendo el break en el segundo y cuarto, que fueron largos. No obstante, Nadal logró hacer el primer quiebre en el quinto game para colocarse 3-2 arriba, continuar con su servicio y volver a hacerlo en el séptimo para 5-2.

La manga la cerró con marcador de 6-2 y en sólo 39 minutos, pero necesitó llegar a su tercera bola de set con su saque. Había viento en la cancha y el cielo, antes abierto, comenzaba a mostrarse amenazante.

El segundo set tuvo la primera inflexión en el tercer juego a favor del balear, quien quedó 40-30 en un punto perdido pero durante el que devolvió una bola con un corto revés sentado en la cancha tras una caída, para después sí ganar el siguiente y ponerse 2-1.

Nadal, quien está sacando mejor que antes, impuso su drive de zurda por completo demoledor ante un Ferrer técnicamente impecable, porque a pesar del marcador se veía tenis de alto nivel. Pero, el primero volvió a quebrar al segundo el quinto set, y con 4-1 arriba llegó la primera interrupción por lluvia (hacia las 12H20 GMT), lo que era previsible según los partes meteorológicos.

Unos 56 minutos más tarde se reanudó el encuentro. Ambos mantuvieron su saque y el de Manacor cerró con el suyo en 36 minutos con marcador nuevamente de 6-2, tras unos passings increíbles por parte de los dos.

En la tercera manga, Nadal logró el break en el primer game. Luego lo lograría en el quinto (4-1) gracias a una doble falta de Ferrer, al que quebraría para 6-1 con su primera bola de partido, después de 1 hora y 46 minutos en total.

En la final, el balear se enfrentará al ganador del encuentro de segundo turno en el mismo escenario entre el serbio Novak Djokovic, N.1 mundial, y el suizo Roger Federer (N.3). El partido entre éstos fue postergado más de media hora por la lluvia cuando iba a comenzar.

"Será un partido muy especial, ante el N.3 o el N.1 del mundo, por lo que será muy difícil", advirtió Nadal.

Tras su partido, su 51victoria en siete ediciones de la prueba (y una sola derrota, en 2009 ante el sueco Robin Soderling), el español no ha perdido un solo set en lo que va de en la actual del torneo, por lo que llega en mejores condiciones físicas que su eventual rival en la final, puesto que los otros dos semifinalistas han jugado partidos a cinco mangas.

RDS