La gala de los premios Óscar 2021 sirvió para confirmar que la NFL es el ‘rey’ de las transmisiones en Estados Unidos. Mientras la ceremonia cinematográfica reunió a 2.1 millones de espectadores, el draft de la liga de futbol americano más importante del mundo alcanzó a 12.5 millones, cinco veces más.

Ni siquiera la pandemia puede detener el reinado de la NFL en las transmisiones: 76 de los 100 programas más vistos en la televisión durante 2020 fueron partidos de esta liga, además de que, en total durante la pandemia, solo sufrió una reducción de 7% de audiencias, frente al 20% que perdieron otros eventos como la Serie Mundial y las finales de la NBA.

Con este respaldo, la liga ha cerrado acuerdos comerciales con cuatro televisoras (CBC, NBC, Fox y ESPN) y una plataforma de streaming (Amazon Prime) por 110,000 millones de dólares en 11 años.

Esto se traduce en un ingreso de 10,270 millones de dólares anuales, un aumento del 80% en comparación con el último acuerdo de derechos de transmisión, en el que la cantidad ascendía a 5,670 millones.

“La NFL ha ampliado su brecha con los demás deportes y propiedades de transmisión, incluidos eventos especiales. Es difícil ser una importante red nacional de transmisión por aire sin tener al menos una parte de NFL”, dice Marc Ganis, consultor deportivo, en entrevista con Forbes.

Los nuevos acuerdos de transmisión, de 2022 a 2033, le dejan mejores ganancias a la NFL, divididos en su comercialización por día: por el Monday Night Football recibirá 2,700 millones de dólares en lugar de 2,000; por el Sunday Afternoon de la Liga Nacional (NFC) recibirá 2,250 millones en lugar de 1,100 millones y por el de la Liga Americana (AFC) serán 2,100 en lugar de 1,000.

El Thursday Night Football, uno de los días favoritos de la afición, fue vendido en exclusiva a Amazon Prime por 1,320 millones en lugar de los 770 que se pagó en el último acuerdo, mientras que el Sunday Night aún no ha sido vendido (DirecTV tiene los derechos hasta 2022), pero se cotiza en 2,000 millones en lugar de 1,030, según una investigación de SportsPro.

El interés mutuo entre la NFL y Amazon Prime se debe a cautivar a nuevas generaciones: “Durante los últimos cinco años, comenzamos la migración a esta transmisión. Nuestros fanáticos quieren esta opción y la liga entiende que es el futuro ”, señaló Robert Kraft, propietario de los Patriots y presidente del comité de medios de la NFL, en entrevista con The New York Times.

Justo ese acuerdo con Amazon Prime se adelantó, pues las transmisiones de partidos de los jueves por la noche se hará en esta plataforma a partir de 2022 y no de 2023, como se había pactado.

“Prime Video ofrecerá nuevos programas previos al partido, en la media parte y posteriores al encuentro, y seguirá ofreciendo las funciones interactivas favoritas de los fans, como X-Ray y Next Gen Stats, que proporcionan una experiencia de visualización más personalizable”, describe Marie Donoghue, vicepresidenta de videos deportivos globales de Amazon.

Estos acuerdos lucrativos coinciden con la iniciativa de la NFL de aumentar la temporada a 17 juegos por equipo, después de 43 años de la última vez que se incrementaron (en 1978 pasaron de 14 a 16).

De acuerdo con Forbes, de los más de 110,000 millones de dólares ingresados por transmisiones, cada equipo recibirá 321 millones de dólares al año, pero a pesar de eso no incrementarían sus valores de franquicia a corto plazo.

deportes@eleconomista.mx