Triple jornada con sabor a pavo y a fiesta dentro de la NFL. El jueves de Acción de Gracias 2021 fue celebrado con dos victorias apretadas y una más holgada dentro de los emparrillados, durante el inicio de la semana 12, que dejó como gran figura al quarterback de los Buffalo Bills, Josh Allen, así como a los pateadores de Las Vegas Raiders y Chicago Bears.

La celebración comenzó en el Ford Field Stadium de Detroit, donde los Lions entraron a buscar su primera victoria de la temporada ante unos Chicago Bears que venían de cinco derrotas seguidas. El embate se había ido hasta un 14-13 en favor de los locales, quienes aspiraban a una primera victoria bajo el mando del head coach Dan Campbell, quien llegó a tratar de rescatar el barco al ser el único equipo de la NFL que no conoce el triunfo en la actual temporada, sumando 10 derrotas y un empate.

Pero fue un miembro de equipos especiales quien decidió que no fuera así. Se trata del pateador brasileño Cairo Santos, quien anotó un gol de campo de 28 yardas en los minutos finales para darle la voltereta al partido y terminar 14-16 en favor de los Bears, en duelo correspondiente a los dos últimos lugares de la División Norte de la Conferencia Nacional, donde lideran los Green Bay Packers.

Tras este resultado, los Bears rompieron su mala racha de cinco derrotas y se quedaron con un récord de 4-7, mientras que los Lions siguen siendo el peor equipo de la temporada y el único que aún no gana. El mariscal de campo Andy Dalton fue titular con Chicago en lugar del novato Justin Fields, lesionado en las costillas, y pasó para un touchdown y 317 yardas, además de comandar la serie ganadora que culminó con el gol de campo de Santos.

El siguiente partido se celebró en el AT&T Stadium, donde los locales, los Dallas Cowboys, nunca pudieron aprovechar su localía para ponerse al frente en contra de Las Vegas Raiders hasta que en el último cuarto al menos pudieron rescatar el empate para enviar el juego a tiempos extras.

Los Raiders se habían adelantado 27-19 gracias a una destacada actuación de su quarterback, Derek Carr, y los 22 acarreos estelares de Josh Jacobs que provocaron un touchdown y 87 yardas. Sin embargo, la reacción de Dak Prescott, Tony Pollard, Ezekiel Elliott y compañía provocó que a menos de tres minutos para el final el partido se emparejara a 33 puntos, generando el primer tiempo extra en un Día de Acción de Gracias desde 2019 entre los Texans y los Lions.

Al igual que en el tiempo regular, los Raiders fueron los que tomaron la ventaja por primera y única vez gracias a un gol de campo de 29 yardas de Daniel Carlson con el que ganaron 36-33, una jugada que estuvo en el suspenso durante varios segundos debido a la señalización de tres castigos para los Cowboys por interrupción de la patada.

En total, el juego entre Raiders y Cowboys dejó un acumulado de 28 castigos (14 para cada equipo) y 276 yardas; un dato curioso para Dallas es que en todas las 10 semanas anteriores solo había tenido cuatro castigos por intercepciones y en un solo partido ante Las Vegas emparejó esa cifra.

A pesar de este tropiezo en el Thanksgiving, los Cowboys se mantienen en el liderato de la División Este de la Conferencia Norte con récord de 7-4, dos triunfos más que su más cercano perseguidor, los Philadelphia Eagles, en tanto que los Raiders ganaron su primer partido de Acción de Gracias desde 1968 y llegaron a un récord de 6-5, solo una victoria menos que los Kansas City Chiefs en el liderato Oeste de la Conferencia Americana.

El último partido de la noche fue protagonizado por el segundo jugador mejor pagado de la NFL en la actualidad, el quarterback Josh Allen, quien guio a los Bills a una abultada victoria de 31-6 sobre New Orleans Saints.

Allen tuvo éxito en 23 de 28 intentos de pase, generó 260 yardas y cuatro touchdowns, una actuación redonda que dejó en ceros a los Saints durante tres cuartos del partido. Los brazos del quarterback de los Bills encontraron a sus mejores aliados en los 15 acarreos de Devin Singletary más las siete recepciones de Stefon Diggs.

Con este triunfo, los Bills recuperaron el liderato de la División Este de la Conferencia America por mejor balance de puntos anotados y en contra (326-182), ya que tiene el mismo récord que los New England Patriots (7-4). Los de Buffalo comienzan a retomar el camino luego de unas últimas semanas intermitentes en las que tambalearon su liderato al caer ante los Teneesee Titans e incluso ante los Jacksonville Jaguars.

Por su parte, los Saints se quedaron con récord de 5-6 en el tercer lugar de la División Sur de la Conferencia Nacional, que es liderada por los Tampa Bay Buccaneers de Tom Brady con 7-3 y seguida de los Carolina Panthers, que están retomando un segundo aire junto a Cam Newton y se posicionan con un 5-6, pero mejor balance de puntos que New Orleans.

rrg