“Un juego completamente nuevo” es la campaña con la que la NBA reinicia su temporada después de 140 días de estar en pausa. El lema es símbolo de los cambios que ha implementado la liga para llevar a buen puerto el final de su temporada en medio de una crisis epidemiológica mundial; algunas de estas innovaciones llegaron para quedarse.

La globalización de la liga con oficinas en distintos países, una de estas ubicada en China, le permitieron prepararse, en medida de lo posible, al entendimiento del Covid-19 y su impacto desde antes que golpeara a la región de Norteamérica. Con el paso de los meses y conforme avanzaban en el conocimiento del virus lograron crear “el lugar más seguro en el que se pueda estar”, según expresó Mark Tatum, Subcomisionado de la NBA y Director de Operaciones.

Crear los protocolos necesarios para que el equipo que integra a la NBA esté seguro ha sido la parte más difícil durante los últimos meses, sin embargo los aprendizajes de este reinicio van trazando la hoja de ruta de las temporadas venideras, en las que la liga tendrá como prioridad crear ambientes seguros y saludables.

Datos de Ritmo NBA indicaron que el 40% de la entrada económica de la liga depende de la compra de boletos, palcos y lo que genera la presencia del público en los días de partido. La ausencia de fanáticos en los estadios llevó a la liga a innovar en la forma en la que se acercan al fan e intentan a la distancia mantenerlos inmersos en lo que rodea al juego acelerando la digitalización.

“Conectar a sus aficionados alrededor del mundo, en su idioma nativo, con contenido culturalmente relevante y atractivo es cada vez más importante. La NBA debe identificar y cultivar una relación de negocios ahora con su afición a nivel individual”, destacó Álvaro Martín, productor de Ritmo NBA, como una de las grandes tareas de la Liga en la época del Covid-19.

En este sentido, el NBA League Pass ofreció contenido gratuito durante el periodo de pausa y los juegos de reinicio de la temporada por primera vez estarán disponibles en portugués, además se incluirán series y shows para México y Brasil. Una reciente alianza con Microsoft le permitirá a los aficionados apoyar y rodear a los jugadores durante los partidos con pantallas gigantes. Entre otras innovaciones también se contará con ángulos de cámara y se llevará a las diferentes transmisiones una mezcla de audio con mayor claridad de los sonidos que envuelven al juego.

“Nuestros juegos alcanzarán a los fans en 215 países y territorios, en 47 diferentes idiomas en televisores, computadoras, teléfonos móviles y tablets, esto es algo nunca antes visto, la experiencia virtual con el aficionado, estamos emocionados de introducirlo”, expresó Tatum.

Además de la mejoras tecnológicas, la NBA mostró una vez más la capacidad de apoyar a sus jugadores e involucrarse en sus luchas sociales. Tatum resaltó que el éxito de la burbuja en Orlando no habría sido posible sin la estrecha relación que la NBA tiene con sus jugadores; la liga acordó llevar a mesas de diálogo problemas que conciernen a la población  y se acordó que en los jerseys de juego se plasmarán mensajes sociales en diversos idiomas.

El mundo ha cambiado mucho desde que la NBA puso alto a su campaña el 11 de marzo. La reanudación espera terminar la temporada 2019-20 para coronar un campeón en octubre.

“Queremos volver a trabajar”, dijo el entrenador de San Antonio, Gregg Popovich. Los Spurs intentarán clasificar por vigésimo tercera vez seguida a playoffs.

[email protected]