Estados Unidos nuevamente tiene un verano lleno de futbol, pero ahora las mujeres son las protagonistas en la pantalla de los aficionados al futbol.

El Mundial Femenil de Francia 2019 domina las audiencias ya que durante la semana que abarcó hasta el 16 de junio, 68% de los 25 partidos con más televidentes en el país vecino era de la Copa del Mundo Femenil.

La oferta que ofrece Fox Sports, quien adquirió los derechos de transmisión del Mundial femenil en idioma inglés para Estados Unidos, durante el verano incluye más de 800 horas de transmisión y los 52 partidos que comprende todo el torneo.

La apuesta mediática de los medios de habla inglesa se puede observar no sólo en la pantalla, medios como New York Times y Sports Illustrated apostaron por una cobertura robusta que incluyó enviados para seguir a la Selección femenil de Estados Unidos que busca su cuarto título mundial.

Las cifras comienzan a sobresalir, de acuerdo con un reporte de audiencia del sitio especializado World Soccer Talk, hasta el 16 de junio, los partidos del Mundial femenil promediaron 4.6 millones de televidentes, de los cuales 84% proviene de la señal de Fox Sports.

El partido más visto del verano fue el encuentro entre la Selección estadounidense ante Chile, con 6.2 millones de personas frente a la televisión, superando el récord del partido de futbol con mayor audiencia en Estados Unidos, que marcó la final entre Francia ante Croacia del Mundial de Rusia 2018.

“La gente inglesa está más interesada en el Mundial femenil y es normal, porque es mejor el futbol (de Estados Unidos) femenil que el varonil y es un Mundial, no un torneo regional”, dice José Antonio Noriega, comentarista para la cadena ESPN.

El futbol y su consumo por aficionados latinoamericanos dominan las audiencias en Estados Unidos, casi siempre, hasta que la competitividad y la importancia mediática de la Selección femenil norteamericana aparece y aumenta los ratings de los partidos de las mujeres.

“Me parece que el Mundial de mujeres es el más importante, seguido de la Copa Oro, en los partidos de México y Estados Unidos, y al final la Copa América. En este orden. Hay mercado para los tres torneos”, señala Mariano Trujillo, comentarista de Fox Sports en transmisiones de partidos en habla inglesa.

La Liga MX es el torneo de futbol con más audiencia en Estados Unidos, superando incluso a Champions League, Premier League de Inglaterra y Bundesliga. Todos los equipos mexicanos tienen acuerdos con Univisión para transmitir sus juego, de ahí que el torneo mexicano registre un promedio de audiencia de 960,000 espectadores por partido, aunque en juegos que incluye a equipos como América, Chivas, Cruz Azul, la audiencia puede llegar hasta 2 millones de televidentes, según información de Gilt Edge Soccer Marketing.

El duelo entre México y Cuba alcanzó 2.1 millones de televidentes que lo coloca en el tercer puesto de los partidos más vistos del verano en Estados Unidos, de los cuales 95% es en español, un porcentaje mayoritario si comparamos que los partidos del Mundial femenil el índice se ubica entre 80 y 85% de audiencia de habla inglesa, lo que quiere decir que el futbol de mujeres también interesa a aficionados de habla hispana.

Noriega indica que normalmente el americano promedio está más pendiente del Mundial femenil, “porque son los favoritos y hay un auge importante sobre el equipo desde hace décadas, o al menos lustros. En el medio latino se diversifica, para el mexicano la Copa Oro y después todos los sudamericanos prefieren la Copa América. Es una característica del país, se diversifica en todos los aspectos y no es la excepción en estos torneos veraniegos”.

La Copa América pasa a través de la señal de Telemundo en Estados Unidos. El partido entre Argentina y Paraguay obtuvo 1.84 millones de espectadores para ubicarse en el cuarto escalón de los juegos de futbol más vistos del verano. Sin embargo, la audiencia respecto a los partidos de la Copa América 2016 significó un descenso de 16%, cuando el promedio llegó a 2.1 millones de televidentes.

El partido entre Qatar y Colombia no llegó al millón de televidentes.

Está claro que el futbol cada vez seduce más a los Estados Unidos, pero este verano, el futbol femenino venció a la tradicional cultural del balompié de los migrantes latinoamericanos.