En Madrid hay ilusión, esperanza, pero también escepticismo. Luego de que José Mourinho fuera presentado como entrenador de los merengues, Pablo Gómez, colaborador de La Voz de Galicia, platicó con El Economista y detalló cuál es la atmósfera que se percibe en el club blanco.

Ayer, el entrenador portugués fue presentado como nuevo timonel del equipo y ganará 10 millones de euros al año, será el mejor pagado del mundo por el que firmó por cuatro temporadas.

La afición está ilusionada y más que por el juego, es porque en el Madrid había carencias en dos sentidos. Primero: una autoridad ejecutiva por parte del director técnico, tanto en lo deportivo, como en materia de fichajes y alineaciones. Y segundo: están ilusionados, porque además de la carencia de poder estaba la carencia de títulos. Era demasiada inversión para tan pocos resultados. Ahora con Mourinho esperan hacerle frente al Barcelona .

Si bien el especialista prevé que con el estratega portugués los madridistas podrán aspirar a levantar copas, también adelantó que podrían avecinarse problemas entre Mourinho y Jorge Valdano, e inconformidades entre los aficionados por algún posible juego no espectacular.

Sobre el primer tema, Pablo explicó que al darle todo el poder al nuevo entrenador, podría generar rencillas con Valdano, director deportivo del club al que le gusta externar su opinión sobre alineaciones y estrategias .

En este sentido, queda en entredicho la actuación de Jorge Valdano.

Además, Valdano y Mourinho son polos opuestos en lo que buscan del futbol.

Valdano busca algo como estilo Pellegrini o Queiroz y Mourinho es otra cosa… .

Y el colaborador de La Voz de Galicia también tomó previsiones sobre las posibles reacciones de la afición, si es que Mourinho comienza a sumar victorias sin agradar a la tribuna.

Si el equipo juega mal, yo no creo que la gente llegue a Navidad sin que suscite críticas Mourinho, porque una de las cosas que se le criticó al Madrid de Pellegrini es que a pesar de que batió récord de puntos no jugaba muy bien, no sé hasta que punto Mourinho pueda resolver ese tema .

Sólo resta esperar un par de meses para saber cómo jugará el Real de Mourinho, y qué reacciones irá generando.

cherrera@eleconomista.com.mx