Juan Pablo Montoya ganó la vigésimo octava edición de la Carrera de Campeones que se disputó en Miami, después de superar en la final al danés Tom Kristensen, en el que era su debut en el evento.

En una final al mejor de tres mangas, Montoya, piloto del Team Penske de la Indy Car y bicampeón de las 500 millas de Indianápolis, ganó las dos primeras y se proclamó vencedor sin necesidad de desempate.

El colombiano ganó la primera carrera con un margen de menos de un segundo a bordo de un RX Supercar Lite de rallies.

La segunda, disputada sobre un KTM X-Bow Comp R deportivo de 449 caballos de potencia, fue mucho más ajustada y se decidió por pocas centésimas a favor de Montoya.

Kristensen, histórico corredor de las 24 Horas de Le Mans, perdió su quinta final de una competición que nunca ha conseguido ganar a pesar de haber participado en 15 años distintos.

En las semifinales, Montoya eliminó al brasileño Felipe Massa, también en dos mangas, mientras que Kristensen se deshizo del veterano escocés David Coulthard en una emocionante tercera carrera de desempate.Los estadounidenses Travis Pastrana y Kyle Busch, el inglés Jenson Button y el brasileño Hélio Castroneves alcanzaron los cuartos de final, después de ser los mejores de sus respectivos grupos.

El tetracampeón del mundo de Fórmula Uno, el alemán Sebastian Vettel, decepcionó al caer eliminado en la primera ronda eliminatoria, una fase de grupos en la que competían cuatro pilotos y en la que sólo pasaba el mejor.

En esa fase, los corredores se enfrentaron en tres duelos cara a cara, de los que Vettel tan sólo consiguió ganar el que le enfrentó al estadounidense Alexander Rossi.

Tanto el brasileño Castroneves como el también estadounidense Travis Pastrana consiguieron vencer al de Ferrari.

Vettel ganó la Copa de Naciones

A Sebastian Vettel le encanta la Carrera de Campeones. El cuatro veces campeón del mundo de Fórmula Uno es un asiduo, no se pierde ninguna edición.

El de Ferrari se tomó la revancha a lo grande en la llamada Copa de Naciones, que es la carrera de campeones por equipos. Suelen ser duelos a dos, pero Vettel se encontró con que los médicos no dejaban correr a Pascal Wehrlein después de su fuerte accidente con Felipe Massa del sábado.

Así el teutón se vio solo ante el mundo. Debía correr él todas las carreras. Y no le fue mal. Las ganó todas.