Tras una ausencia de casi dos décadas, el beisbol de Grandes Ligas regresa a México con una serie de temporada regular en la casa de los Sultanes de Monterrey.

Ésta será la tercera ocasión que se disputen, en territorio mexicano, partidos oficiales de temporada regular. Los Dodgers de Los Ángeles y los Padres de San Diego, equipos rivales de la División Oeste de la Liga Nacional, disputarán la serie del 4 al 6 de mayo.

“Estoy muy entusiasmado y feliz por regresar a México y sobre todo, para jugar una serie oficial de temporada regular contra mi exequipo, Padres, será algo inolvidable, ojalá que sea lo mismo para los aficionados mexicanos que aman el beisbol”, dijo Adrián González.

México albergó series en 1996 y 1999, en ambas ocasiones con los Padres como protagonistas. San Diego y los Rockies de Colorado abrieron la temporada regular en Monterrey. Tres años antes, en la misma ciudad, los Padres enfrentaron a los Mets de Nueva York, en la primera serie disputada en México. La serie del 2018 remplaza la que se había pautado en el Petco Park de San Diego durante las mismas fechas. Los Padres serán el equipo de casa en los tres partidos.

“Todos los que formamos la organización de Dodgers estamos muy entusiasmados y orgullosos de regresar a México por cuarta vez en nuestra historia y primera que será en una serie oficial de temporada regular; será algo histórico para nosotros”, señaló Stan Kasten, CEO de Dodgers.

Será la primera visita de los Dodgers a México en la temporada regular, aunque disputaron partidos de exhibición en Monterrey en 1991. La única vez que salieron de Estados Unidos y Canadá en la campaña regular fue en el 2014, cuando abrieron la temporada con una serie de dos juegos contra Arizona en Sydney, Australia.

Los Padres estuvieron en México por última vez en marzo del 2016, cuando disputaron dos juegos de pretemporada ante los Astros en la capital del país.