Hablar de Mónica Vergara Rubio en Selección Nacional es sinónimo de éxito. Basta mirar su recorrido como futbolista. En 15 años en las canchas fue la jugadora más joven en un mundial categoría mayor, participó en los únicos Juegos Olímpicos que ha disputado México y en dos ocasiones en la Copa Oro. Ahora aporta a la historia del futbol femenil desde el área técnica.

“Haber vivido ese proceso y entender cómo funcionan no solamente las lógicas de la federación, las direcciones de selecciones nacionales, los equipos femeniles y lo que se dice y se vive al interior de los equipos femeniles dentro de la federación mexicana, le dan una visión muy distinta a la que puede tener cualquier otro entrenador”, dijo a El Economista Claudia Pedraza, investigadora de la Universidad La Salle, especialista en género y deporte.

A sus 34 años, Mónica logró un subcampeonato mundial como directora técnica de la categoría Sub 17 en Uruguay 2018, el máximo logro de una selección mexicana femenil. ¿Faltará mucho para que su trabajo se vea consolidado al frente de una categoría mayor?

Con Sarina Wiegman, Martina Voss, Corinne Diacre o Milena Bertolini como algunos de los nombres a seguir en las direcciones técnicas más exitosas del futbol femenil en la actualidad, la inspiración y los ejemplos son vastos, si los comparamos con años atrás, para que una mujer aspire a dirigir una selección mayor con gloria.

Una de las referentes que mayor impacto tuvo en Mónica fue Jill Ellis, actual monarca del futbol femenil mundial con la selección estadounidense, y mentora de Vergara antes de partir a la Copa del mundo donde logró la plata.

“La conocí en un momento increíble de mi vida, justo antes de irme al Mundial. Ese proceso en el que pude conocer a Jill como persona y que ella me dijera que confiara en mi trabajo, que me compartiera experiencias y dijera que mi equipo ya estaba listo, impactó de manera muy importante en mí. Y creo que lo proyecté de la mejor manera con mis jugadoras”.

Vergara no ha negado su deseo de dirigir a la selección mayor. Sin embargo, considera que todo lleva un proceso, los resultados con Sub 15, Sub 17 y ahora con la Sub 20 son las pruebas que se autoimpone para reafirmar su posición en selecciones nacionales y en un futuro tomar las riendas del representativo mayor.

“Tiene las herramientas para dirigir la selección mayor aún sin todos los recursos deseables que debería de tener una selección femenil de primer nivel. Mónica sería una entrenadora que por su formación y proceso trabajaría de forma cercana a los clubes. Es uno de los factores que podría darle un plus a su gestión al frente de la selección nacional. En la categoría Sub 17 supo detectar de los diferentes equipos de las ligas a las jugadoras que estaban en el momento. Eso es algo que había fallado hasta ahora con el proceso que había llevado Cuéllar. Por otro lado, tiene la experiencia y formación para analizar los partidos y crear las tácticas o estrategias desde esta cuestión de ser integrante de una selección femenil”, explica Claudia Pedraza.

La especialista consideró que a nivel simbólico el legado de Mónica es mostrar a exfutbolistas que después del retiro la posibilidad de ser entrenadoras es factible.

“Cuando las mujeres llevan un proceso de formación más o menos acompañado, no solamente por haber sido jugadoras, sino que ingresan a estas áreas donde pueden aprender sobre dirección técnica”.

¿Cuáles son las claves del éxito de las estrategas más importantes de la actualidad?

“Las seleccionadoras que a nivel internacional más destacan trabajan y provienen de países en los que desde antes de los 90 ya invertían en recursos para la formación de jugadoras y entrenadoras, en la creación de ligas. Eso les da una experiencia futbolista técnica muy distinta a la que pueden tener muchas de las entrenadoras en Latinoamérica o en otras partes del mundo”.

“Esta oportunidad y su proceso de continuidad de las selecciones pone a Mónica en la antesala de su llegada a la selección mayor independientemente del resultado.

Si logra tener los resultados esperados para la federación y para la afición ya no va a haber ningún pretexto para que sea ella quien ocupe el banquillo técnico de la selección mayor, entonces todos entenderemos que es más bien una falta de voluntad de la propia federación el no darle oportunidad a Mónica al frente de la selección.

Sería un error condicionar a Mónica a que solamente si obtiene buenos resultados en este torneo puede estar al frente del banquillo de la selección mayor, y digo que sería un error porque hemos mantenido por muchos años a entrenadores que no han ganado.”

Convocadas al campeonato de la Concacaf Sub-20

• Aguirre Fitzgerald Zoe Ree I Eastern Kentucky University I portera

• Díaz Díaz Nayeli Isela I St. Mary’s College of California I delantera

• Flores Dorrel Silvana I Arsenal FC I media

• González Esquivel Alison Hecnary I Atlas I delantera

• Juárez Smith Venicia Gabriela I Princeton University I delantera

• Madrid López Lira Yanin I Pachuca I media

• Manzo Paolinetti Destinee Noel I University of California Irvine I delantera

• Montoya Rodríguez Joseline I Guadalajara I delantera

• Parra Constantino Laura Montserrat I Toluca I defensa

• Peralta Acosta Julieta I Pachuca I defensa

• Pérez Jiménez Dania Nicole I Guadalajara I media

• Reyes Stubblefield Reyna Rene I University of Alabama I defensa

• Reyes Zárate Maricarmen I University of California Los Angeles I media

• Ríos Zárate Ximena Elizabeth I América I defensa

• Román Pacheco Mariel I Toluca I delantera

• Sánchez Carreto Tanna I Tec de Monterrey Campus Puebla I defensa

• Soto Nicole Shelby I Arizona State University I defensa

• Toledo Barroso Wendy Estefani I Santos Laguna I portera

• Vázquez Mendoza Anette Natalia I Guadalajara I media

• Zempoalteca Hernández Karla Daniela I León I defensa

[email protected]