Resultó que el impactante relevo de Yannick Agnel no fue cuento. El gigante francés volvió a darle una bofetada a Ryan Lochte al imponerse en los 200 metros libres.

Cuando el equipo de EU parecía relegado a un papel secundario, la sensación juvenil Missy Franklin rindió una exhibición de arrojo al conquistar el título de los 200 espalda y Matt Grevers se embolsó el oro en los 100 del mismo estilo.

Franklin, la chica de 17 años que asoma para convertirse en el rostro de la natación estadounidense cuando Michael Phelps se retire, se zambulló en la piscina con apenas un respiro de 13 minutos tras participar en las semifinales de los 200. Fue el primer título olímpico que la prodigio de Colorado conquista en la que promete ser una brillante carrera.

La australiana Emily Seebohm, quien se clasificó a la final con el mejor tiempo, lideraba tras el último giro y mantenía un ritmo por debajo del récord mundial. Pero Franklin demostró tener la fuerza y garra para un notable remate: desplazó a Seebohm en los últimos 25 metros y tocó el muro con un tiempo de 58.33 segundos.

Franklin dibujó una sonrisa de par en par, pero evidenció estar fundida por el esfuerzo al reclinarse contra la pared. Seebohm se quedó con la plata con 58.68 y la japonesa Aya Terakawa obtuvo bronce con 58.83.

Agnel se luce ante Lochte

Después de su brillante actuación como encargado del último tramo del 4x100, Agnel se lució también en los 200. El tallo de 2,02 metros dominó de principio a fin en la definición con nombres ilustres en estos juegos, inclusive sin un Phelps que declinó defender su título olímpico.

Fue tal vez una buena decisión por parte de Phelps. La realidad es que nadie hubiese sido capaz de vencer a Agnel, al despegarse por más de un cuerpo al cronometrar 1 minuto y 43.14 segundos. El lote de finalistas tenía varios campeones, pero ninguno puso en aprietos al galo, que arrasó con una pasmosa facilidad.

La plata fue compartida por el surcoreano Park Tae-hwan y el chino Sun Yang, ambos con 1:44.93.

Pero el estadounidense Lochte, el actual campeón del mundo, sufrió un duro revés. Todo pintaba para una inolvidable olimpiada luego de su gran triunfo en los 400 estilos de la primera noche, pero se desdibujó por segunda noche consecutiva. Quedó cuarto y se perdió subir al junto al plusmarquista mundial, el alemán Paul Biedermann.

Estados Unidos hizo el 1-2 en los 100 espalda masculinos con Nick Thomas al registrar 52.92. El bronce fue ganado por el japonés Ryosuke Irie con 52.97.

Franklin no fue la única adolescente que se colgó un oro. La lituana Ruta Meilutyte, de apenas 15 años, se consagró en los 100 pecho.

Indescriptible , dijo Franklin. Aún no me lo creo. Pude ver la reacción de mis padres en la pantalla y empecé a gritar .

Meilutyte cronometró 1:05.47 para aguantar la embestida final de la campeona mundial estadounidense Rebecca Soni, que se llevó la plata. La japonesa Satomi Suzuki conquistó el bronce, mientras que la campeona olímpica australiana Leisel Jones terminó quinta.

Luego de tres jornadas, Francia ya acumula tres medallas de oro, su mayor cosecha en una edición.