El exfutbolista francés y expresidente de la UEFA, Michel Platini, fue sometido a un largo interrogatorio en el marco de las investigaciones sobre presunta corrupción en la atribución del Mundial 2022 a Qatar y la organización de la Euro del 2016 en Francia.

Horas después, a la medianoche, recuperó la libertad.

Claude Guéant, quien se desempeñó como secretario general del Palacio del Elíseo durante la presidencia de Nicolas Sarkozy, también fue conducido bajo custodia policial para ser sometido a interrogatorio.

Guéant también recuperó su libertad, así como Sophie Dion, exconsejera de Sarkozy para asuntos relacionados con el deporte.

De acuerdo con el abogado de Platini, William Bourdon, la detención del exfutbolista fue “injusta y desproporcionada”, y que finalmente no se había presentado ningún cargo en su contra.

“Fue muy largo, pero a la vista del número de preguntas no podía ser de otra forma”, dijo Platini a la prensa al salir de la oficina anticorrupción de la policía judicial francesa, en Nanterre, en la periferia de París.

De acuerdo con Platini, los agentes lo interrogaron “sobre la Euro 2016, la Copa del Mundo de Rusia 2018, la Copa del Mundo de Qatar, el París-Saint Germain y la FIFA”.

Platini aseguró que durante todo el interrogatorio se mantuvo “siempre sereno, ya que me siento completamente ajeno a cualquier negocio”.

Por su parte, el abogado Bourdon dijo que “de ninguna manera se puede considerar a Platini como sospechoso de cualquier cosa. Para nosotros éste es un caso terminado”.

Bourdon lamentó que se haya hecho “mucho, mucho ruido por nada”.

“Los investigadores querían, por razones puramente técnicas, que las personas puedan ser escuchadas sin ponerse de acuerdo entre ellas”, dijo.

En tanto, los abogados de Guéant señalaron que el exfuncionario fue interrogado sobre lo que sabía no apenas sobre la atribución de las Copas del Mundo del 2018 y del 2022, sino también la Euro del 2016.

La justicia francesa investiga denuncias de corrupción privada, asociación ilícita, tráfico de influencias durante el proceso a atribución de las Copas del Mundo del 2018 y del 2022. Y en particular, investiga una “reunión secreta” que habría tenido lugar en el Palacio del Elíseo el 23 de noviembre del 2010 y en la que habrían participado el expresidente francés Nicolas Sarkozy, el príncipe de Qatar, Tamim bin Hamad al Thani y Michel Platini, que era entonces presidente de la UEFA y vicepresidente de la FIFA.

La elección de Qatar, un rico país gasífero, por los miembros del comité ejecutivo de la FIFA fue uno de los desencadenantes de la grave crisis que sacude a esta institución desde el 2015.

Platini, que fue presidente de la UEFA del 2007 al 2015, cumple una inhabilitación de cuatro años, que expira en octubre, por violar el código ético de la organización al aceptar en el 2011 un cobro, autorizado por el entonces presidente de la FIFA, Joseph Blatter, de cerca de 1.8 millones de euros por trabajos hechos entre 1998 y el 2002. Blatter fue suspendido seis años por la FIFA “de toda actividad ligada al futbol”.

Suiza y Estados Unidos han abierto también investigaciones en relación con la atribución de estos mundiales.