La primera victoria de Ricardo Ferretti como entrenador interino de México llegó luego de las modificaciones que realizó en el medio tiempo, confirmando que el llamado cambio generacional tomará más tiempo del previsto.

Josécarlos Van Rankin salió al segundo tiempo con la casaca que portan los jugadores suplentes, había terminado su participación con la selección mexicana, con la que por fin pudo disputar 45 minutos, en lo que representó su debut con la categoría mayor.

El defensa fue artífice del pase de gol para el primer gol de México, pero también fue el culpable de una mano que derivó en el penalti, que instantes después acertó Bryan Ruíz, para que Costa Rica se fuera al descanso con el marcador 2-1 a su favor.

Un partido de contrastes, como lo experimentó Josécarlos, fue la primera victoria de Ricardo Ferretti con la selección mexicana, 3-2 sobre Costa Rica, y donde los cambios en el segundo tiempo pudieron hacer posible remontar el marcador.

El primer tiempo lo jugaron futbolistas jóvenes, como Gerardo Arteaga, Érick Aguirre, Ángel Saldívar. La inconsistencia del equipo provocó que tras 45 minutos, los goles de Joel Campbell y Bryan Ruiz, pusieran en ventaja a la selección de Costa Rica.

La única señal de calidad y entendimiento entre la poca experimentada selección mexicana llegó en una combinación entre Van Rankin y Víctor Guzmán, cuando el mediocampista de Pachuca remató el centro del lateral.

Fueron los cambios que mandó a la cancha Ferretti que el equipo mexicano potencializó sus ataques. Los extremos con Jesús Corona y Damm, y el centro del ataque con los ingresos de Raúl Jiménez y Henry Martín, ambos colaboraron con las anotaciones que le dieron la victoria final a la selección mexicana.

Fue ese equipo experimentado, entre los jugadores de ligas extranjeras como Raúl, Tecatito; así como los elementos más consolidados en la Liga MX, cómo Jesús Dueñas, Henry Martín, que el equipo mexicano tuvo control y oportunidades para aumentar la ventaja en el marcador, al grado de que las intervenciones de Keylor Navas impidieron más goles en su portería.

Anoche no hubo oportunidad de pensar en el futuro, en el cambio generacional, porque jugadores como Roberto Alvarado, Érick Aguirre o Gerardo Arteaga dieron signos de jerarquía; entre los jóvenes sólo Víctor Guzmán pudo imponer su calidad, la que quedó demostrada en su primer gol con la playera de la selección mexicana.

Ricardo Ferretti ya piensa en el duelo del próximo martes ante Chile, donde utilizará a la mayoría de la legión europea, nombres como Hirving Lozano, Érick Gutiérrez, Marco Fabián y Diego Reyes, todos a la espera de confirmar que el cambio generacional en la selección mexicana, tomará más tiempo.