Los fantasmas quedaron atrás. Luego de que la Selección Mexicana sufriera un calvario en el Hexagonal rumbo a Brasil 2014 cuando jugaba como local, el Tricolor se presentó con el pie derecho ante sus aficionados en la última etapa de la eliminatoria que otorga boletos a Rusia 2018. El equipo dirigido por Juan Carlos Osorio superó 2-0 a Costa Rica, llegó a siete puntos y tras tres jornadas disputadas se colocó como el líder de la clasificación de Concacaf.

El juego ante los ticos no solo significó el reencuentro de los futbolistas con su afición. Y es que antes del partido Rafael Márquez recibió un homenaje por los 20 años que lleva como seleccionado nacional.

Una vez puesto en marcha el duelo, al Tri le bastaron siete minutos para encaminarse hacia la victoria. Justo en ese instante Carlos Vela recibió la pelota en tres cuartos de cancha, levantó la mirada y habilitó a Javier Hernández con un gran trazo a las espaldas de los centrales. Chicharito no desaprovechó la acción y definió con calma ante la salida de Keylor Navas. Ése fue el gol 46 del delantero del Leverkusen, quien empató a Jared Borgetti como máximo artillero del Tri.

Si bien México se quedó con los tres puntos, los ticos pudieron inquietar a Memo Ochoa en los primeros 20 minutos del compromiso. Al 12 Francisco Calvo se elevó en el área y provocó que el meta mexicano se lanzara para hacer una gran atajada. Después, al 17, fue Bryan Ruiz quien provocó un susto con un disparo de media distancia que pasó muy cerca. Eso fue lo más destacado que mostró la visita.

Cuando parecía que el descanso llegaría con el 1-0, Keylor Navas, arquero del Real Madrid, cometió un grave error que le dio a México el segundo tanto y desmotivó a sus compañeros.

Y es que en el cobro de un tiro de esquina ejecutado por Vela, Néstor Araujo se elevó y remató de cabeza a las manos del guardameta, quien no supo ejecutar bien la acción y se metió a su portería con el balón en los brazos. El Tri se fue 2-0 al descanso dando un golpe anímico a su rival.

Para el segundo tiempo, además de un par de acciones de peligro que protagonizó Jürgen Damm que no se pudieron aprovechar, lo más destacado fue la salida del campo de Rafa Márquez, quien al 60 abandonó la cancha entre una gran ovación.

Al final, México de fue a descansar con los tres puntos, el liderato del Hexagonal y recuperando la confianza de su afición luego de que por fin pudo hacer valer de nueva cuenta la cancha del Azteca.