La Federación Mexicana de Futbol (FMF) recibió del Programa Forward de la FIFA 1.7 millones de dólares para la instalación de cinco canchas con medidas reglamentarias, tres de pasto sintético y dos de pasto natural, así como seis vestidores que utilizan los árbitros para el entrenamiento y capacitación, también se desarrollan torneos del sector amateur, es escenario de las prácticas de campo de los futuros directores técnicos y fue ahí donde se desarrolló el primer torneo femenil avalado por el organismo en su historia.

Las canchas también han recibido a la Selección Mexicana de futbol para entrenar de cara a partidos amistosos, y también clubes han elegido la sede de la federación como campo de entrenamiento durante pretemporadas o como escala en un viaje para jugar en otra ciudad.

En el periodo que comprende 2016-2018, a la Federación Mexicana de Futbol le fueron aprobados 3.8 millones de dólares como parte del programa de apoyo y desarrollo del futbol que Gianni Infantino impulsó desde su designación como presidente y que le ha permitido a las federaciones nacionales aumentar los ingresos por las ganancias de los torneos de FIFA, al pasar de 1.6 millones de dólares como máxima cifra que podían recibir en un ciclo mundialista, a los 6 millones que ahora pueden ejercer las 211 federaciones para el periodo 2019-2022.

México aprovechó los recursos de los programas de desarrollo para construir canchas que sirven para la capacitación y entrenamiento de sus miembros, aunque también existió una partida para la organización de torneos, 1.5 millones de dólares, donde algunos de los recursos pudieron destinarse para el futbol femenil.

Datos obtenidos del informe de finanzas de la FIFA del 2018 indican que 35 federaciones de Concacaf podrán ejercer recursos destinados por FIFA a través del programa Forward por 146.9 millones de dólares para desarrollar proyectos de infraestructura, torneos, capacitación, también para gastos operativos, de equipamiento y para viajes, según las necesidades de cada federación.

En el periodo que comprende 2016-2018, el promedio de ingresos de las federaciones de Concacaf se ubicó en 4.2 millones de dólares, un crecimiento más del doble de los 1.6 millones de dólares que la FIFA otorgaba en programas de desarrollo a los países.

La FIFA implementó una plataforma tecnológica para que las federaciones lleven un control y organización de datos, registros e información de los afiliados, llamado FIFA Connect, donde las federaciones podrán a un sistema de administración digital.

Según consta en el reglamento del Programa Forward 2.0 de la FIFA las federaciones pueden aspirar a recursos de la FIFA según los proyectos de desarrollo que presenten, por ejemplo, durante el ciclo 2015-2018, llegaron a la FIFA 1,978 solicitudes de fondos del Programa Forward, de las cuales 1,777 fueron aprobadas después de un estudio de viabilidad y utilidad de largo plazo para los países.

Las propuestas de los proyectos tuvieron un presupuesto promedio de 300,000 dólares. Sin embargo, para federaciones con poca capitalización, pudieron acceder a apoyos financieros para gastos de transportación de las selecciones nacionales, ya sea en categoría varonil o femenil.

Federaciones como las de Bahamas, Santa Lucía, Surinam y Guatemala se les aprobó transferencias por hasta 4.4 millones de dólares.

El Programa Forward indica que las federaciones pueden aspirar a obtener:

-Hasta 1 millón de dólares en concepto de gastos operativos o de funcionamiento, en forma de incentivos que alienten las buenas prácticas.

-Hasta 2 millones de dólares para todo el ciclo 2019-2022 por federación miembro para proyectos de futbol concretos, como nuevas instalaciones e iniciativas de torneos femeninos y juveniles, con la obligación de celebrar contratos por objetivos con la FIFA.

El sistema de reparto de las ganancias que Gianni Infantino creó aumentó en 50% los recursos para las federaciones. El ciclo mundialista pasado eran 1,161 millones de dólares, pero para el cuatrienio que llevará al Mundial de Qatar 2022, las federaciones se repartirán 1,746 millones de dólares.