Johannesburgo.- Repitiendo el discurso de días anteriores, el seleccionador de México, Javier Aguirre, reiteró que su selección sólo contempla un resultado contra Uruguay, "salir a ganar", cuando se enfrenten el martes en Rustenburgo, en el Mundial de futbol Sudáfrica-2010.

Mexicanos y uruguayos, primeros del grupo A con cuatro puntos, se enfrentan en un duelo clave y en el que un empate les clasificaría a octavos de final, en detrimento de Francia y Sudáfrica.

Aguirre negó que la intención de su equipo sea pactar un pacífico empate en el marcador, y reiteró que "no contemplamos ningún otro resultado porque la intención es siempre ganar".

Acerca del escenario que más le gustaría en la siguiente ronda, si pasar como segundo y enfrentar probablemente a Argentina, lo primero para verse con un rival menos fuerte, que podría ser Grecia, Aguirre recalcó que "México va salir a ganar, pensando que del plato a la boca se cae la sopa".

Descartó que México esté pensando en una eventual derrota, y aclaró que "si salimos pensando en que podemos perder el partido o estamos medrosos, estamos invitando a la derrota".

"Respeto profundamente al maestro Tabárez y al equipo que tiene. Ellos son los mejores del grupo, pero esos tres puntos los necesitamos", afirmó.

Sobre la estrategia que pondrá en práctica para conseguir esa victoria, puntualizó que "intentaremos imponer nuestro estilo, crear buenas oportunidades y rendir el arco rival".

Habló elogiosamente del goleador uruguayo Diego Forlán, a quien tuvo la oportunidad de dirigir en el Atlético de Madrid, pero aseguró que "Uruguay es más que Forlán, o más que Sebastián Abréu, otro gran jugador. Es un equipo compacto y muy parejo".

"Diego es un extraordinario jugador, tiene una gran movilidad, tiene un gran respaldo detrás y vive para el gol, pero intentaremos frenarlo no sólo a él, sino a los que ponga el maestro Tabárez porque Uruguay tiene un gran potencial ofensivo", matizó.

Como es usual, no reveló su alineación para el encuentro, pero explicó que las ausencias obligadas del punta Carlos Vela, por lesión, y del defensa Efraín Juárez por acumulación de tarjetas amarillas, "no generan conflictos porque no tenemos titulares, tenemos 21 jugadores disponibles para el partido contra Uruguay".

"Mis jugadores saben lo que se está jugando", acotó. "Están conscientes de que aún está abierto el grupo y matemáticamente nadie está seguro. Mañana en 90 minutos se decidirá los dos que van a la siguiente ronda y espero que uno de ellos sea México", añadió.

Rechazó comentar la situación interna en el equipo de Francia y se limitó a observar que "en México, con la selección de México, estoy a gusto".

Descartó en más de dos ocasiones que su seleccionado saldrá a conformarse con un empate, y reiteró su seguridad de que será "un partido viril, muy disputado y si al final por cuenta del derrotero del partido significa que hubo empate y nos clasificamos los dos, pues seguramente nos congratularemos, pero seguro que vamos a salir a ganar".

BVC