El argentino Gerardo Martino, técnico de la Selección Mexicana expresó que su ausencia en el banquillo no tiene por qué afectar al equipo en el resultado del partido contra Haití en el State Farm Stadium, en Phoenix, Arizona.

“No hay motivo para que los jugadores se sientan mal y tampoco es motivo para que no hagamos un buen partido; pero evidentemente, yo me siento mal de estar afuera del campo”.

El técnico pagará un castigo, luego de acumular dos amarillas en lo que va del torneo.

Aclaró que no fue una sorpresa el poco tiempo de descanso que tuvo el Tricolor para encarar las semifinales de la Copa Oro 2019. Durante el viaje de Houston a Phoenix, se enfocaron en tener a los jugadores lo más descansados posible.

“Sabíamos de antemano qué día íbamos a jugar si pasábamos los cuartos de final; siempre nuestra postura será la de no buscar ningún tipo de excusas, no hay excusas cuando armamos esta lista, no hay excusas por las ausencias, no hay excusas absolutamente por nada”.

Tras  seis meses de haber llegado al equipo, Martino aclara que se siente conforme con lo que ha logrado, con ciertas cosas que aún se deben mejorar y tomando en cuenta de que los jugadores asumen la responsabilidad que les corresponde.

“Asumimos el rol que nos toca y estamos dispuestos a pelear porque se nos reconozca como un equipo (que) a priori se le ubica en determinado lugar y estar a la altura de ese lugar”.

Todos los seleccionados podrán ser considerados para entrar a la cancha por la instancia que encaran. Sin embargo, el técnico tratará de evitar los riesgos; sobre todo, los que impliquen una lesión.

“No hay certeza de que vaya a salir todo como lo pensamos; pero sí es algo que tenemos que evaluar. Bajo ningún punto de vista va a haber algún jugador que se quede fuera para darle descanso, estamos en los últimos 180 minutos, no pienso en eso”.

Finalmente el entrenador habló sobre su suspensión, luego de ser amonestado por segunda ocasión en el torneo -su lugar en el banquillo lo ocupará su buen amigo Jorge Theiler.

Sobre  Haití, el Tata asegura que es un equipo que sabe aprovechar las debilidades de sus rivales y es tremendamente efectivo. Tal y como les ocurrió con Canadá.

Es un rival con el que hay que trabajar los 90 minutos con mucha intensidad y con mucha atención. Es un equipo que ha modificado el esquema, veremos con que nos encontraremos, sabiendo que mi obligación es darle la mayor cantidad de información posible a mis futbolistas”.

Martino se refirió también sobre Carlos Vela y aceptó que todos los jugadores tienen posibilidad de volver a la Selección Mexicana, menos el delantero de Los Angeles FC, que anunció públicamente que no jugaría.

“Nunca (las puertas están cerradas), salvo el caso de Carlos Vela que se pronunció públicamente, ningún jugador tiene las puertas cerradas. No hay posibilidad en ninguna parte del mundo, ningún jugador tiene obligación de venir y los que quieran venir lo deben de hacer con las reglas que pone el entrenador. No hay un motivo para que el entrenador tenga que negociar de qué forma tiene un jugador tenga que venir”