El Economista realizó una simulación en el videojuego oficial de Sudáfrica 2010. Los resultados son negativos para el Tri y de gloria para Brasil.

El juego creado por la empresa EA Sports está precargado con datos reales y con diferentes características de los equipos participantes para hacerlo lo más real posible.

En la simulación, el equipo mexicano no supera la primera ronda del Grupo A. En el primer partido gana sorpresivamente al local por 2-0, con anotaciones de Andrés Guardado y Cuauhtémoc Blanco.

Pero luego vienen dos derrotas que los elimina en la primera fase. Ante los franceses, el Tricolor cae 2-1 con anotación de Carlos Vela. Y en el último partido sucumbe por 2-0 ante Uruguay, con un doblete del jugador del Atlético de Madrid, Diego Forlán.

La gran sorpresa del campeonato es un equipo africano; Costa de Marfil se instala en la final. En los octavos supera 2-1 a Chile, en cuartos vence 2-0 a Holanda y en las semifinales golea a Francia por 6-1.

El único que detiene el paso de los africanos es Brasil, que derrota al equipo de Sven Göran Eriksson por 1-0 en la gran final y, con ello, gana su séptima Copa del Mundo.

El scratch du oro gana en penales 3-2 a España en los octavos de final, por la misma vía supera al campeón del mundo, Italia, y también desde los 11 pasos gana 4-2 a Ghana.

Una de las decepciones es Argentina, que ni con Lionel Messi logra pasar de cuartos de final, donde caen derrotados ante Ghana por 1-0. Los hijos de la estrella negra se quedan en el cuarto sitio tras perder en el partido por el tercer lugar ante Francia por 2-1.

Algunas de las mejoras que podrán encontrar en este juego son: una mejora en la iluminación, se han afinado los rostros de todos los futbolistas y se han agregado 32 rostros nuevos, que son los de los directores técnicos de las 32 selecciones clasificadas al Mundial FIFA 2010.

La suerte está definida, al menos de manera virtual. Son pocas las expectativas para la Selección y la realidad empezará a dictar su veredicto el próximo 11 de junio.