El rostro desencajado, de enojo y frustración cambió bruscamente por un gesto de euforia, con los ojos saltados, acompañado de un potente grito, lanzando uno que otro improperio al mismo tiempo que sacudía sus brazos, apretando sus puños, recuperando el aliento.

Sí, cuando parecía que José Manuel de la Torre tendría que regresar al vestuario con un amargo empate, en la agonía del partido Rafael Márquez Lugo y Oribe Peralta le devolvieron la sonrisa a su entrenador y decretaron la victoria 3-1 sobre Venezuela.

Si bien el Tricolor arrancó con un triunfo su camino en el 2012, nadie puede negar que anoche estuvo lejos de su mejor nivel, que sufrió de más ante un equipo venezolano que perdió la ventaja que tenía en el marcador por una desafortunada acción del hombre que había puesto a soñar a todo su país.

Y es que tras 45 minutos que sólo dejaron una pelota en el poste de Oribe Peralta en un remate de cabeza tras un tiro de esquina, Edgar Greco puso en ventaja a los venezolanos al 51’ con un seco frentazo dentro del área chica, contando con la complacencia de la zaga mexicana, dejando sin nada que hacer a Jesús Corona, arquero que regresó a la titularidad tras cumplir su castigo, portando el gafete de capitán y manteniendo en la pelea a sus compañeros con una soberbia atajada.

Y es que cuando todo lucía incierto, y sólo Jesús Corona y Carlos Salcido parecían estar a la altura del partido, vino una acción del mismo lateral izquierdo, que se atrevió a pegarle a una pelota de media distancia, contando con el desvío de Greco, zaguero que terminó mandando la pelota a su propia portería.

Fue justo después de la igualada cuando Corona se vistió de héroe, mostrando unos reflejos felinos, lanzándose a la derecha, salvando al Tri, al mismo el tiempo que a Chepo se le descomponía el rostro.

Al final, cuando parecía que el empate vendría bien, Rafael Márquez Lugo empujó una pelota que había atajado el arquero para poner el segundo para los verdes al 87’, devolviéndole la sonrisa a De la Torre, que dos minutos después aplaudió el golazo de Oribe Peralta, que decretó el 3-1 final poniendo la pelota en el ángulo con un zurdazo con mucho efecto.

Ante Bosnia en mayo

Se anunció que México disputará un amistoso contra Bosnia el próximo 31 de mayo en Chicago.