El mexicano Rodolfo Cazaubón, único jugador en el field del 64º Aberto do Brasil que jugó en los Juegos Olímpicos de Río 2016, hizo de su regreso al Campo Olímpico de Golf de Río de Janeiro otra experiencia única.

Líder por dos golpes al iniciar la jornada final de este evento del PGA TOUR Latinoamérica que cerró el Bupa Challenge, Cazaubón mantuvo el control con una tarjeta de 6-bajo par 65 sin bogeys que resultó la mejor del día.

Con su total de 17-bajo par 267, el mexicano de 27 años se impuso con autoridad y fijó un nuevo récord de 72 hoyos. La marca que batió le pertenecía al británico Justin Rose, quien hace 14 meses ganó aquí la medalla de oro del golf masculino de Río 2016 con 16-bajo par.

Como el único jugador en el field que presentó cuatro tarjetas de 69 golpes o menos, Cazaubón ganó por un cómodo margen de seis golpes sobre sus compatriotas Óscar Fraustro y José de Jesús El Camarón Rodríguez. Jugando a su lado en el último grupo, ellos hicieron 68 y 69 golpes en su orden respectivo para empatar en el segundo lugar.

En esa posición, Rodríguez extendió aún más su cómoda ventaja como número uno de la Orden de Mérito del PGA TOUR Latinoamérica. Sus ganancias del año en la gira se incrementaron a 112,430 dólares, cifra que a esta altura de la campaña le significa una ventaja de 47,363 dólares sobre el argentino Nelson Ledesma, quien se mantiene segundo. (Con información de PGA Latinoamérica)