La Selección Mexicana no muestra mejoría pero ya está en los cuartos de final de la Copa Oro. A pesar del 5-0 sobre Cuba, el Tricolor de José Manuel de la Torre sigue muy lejos de su mejor nivel.

Si bien anoche los verdes tuvieron más facilidades que en un entrenamiento, de nueva cuenta, durante 35 minutos, fueron imprecisos, carecieron de profundidad y se cansaron de errar goles durante todo el compromiso.

Luego de fallas garrafales de Javier Hernández y Rafael Márquez, fue el mismo Chícharo quien abrió el marcador a 10 minutos del descanso, cabeceando un corner enviado por Guardado.

Para el segundo tiempo, entre el minuto 62 y 68, cayeron tres tantos más. Primero fue Gio, al rematar de primera intención un servicio de Barrera. Instantes después fue el turno de Aldo de Nigris, quien empujó el primer balón que tocó, para que de nueva cuenta Dos Santos fuera el encargado de firmar el cuarto fusilando al arquero.

Fue al minuto 76 cuando llegó el doblete para Javier Hernández, atacante que remató, tendido en el césped, un gran servicio de Elías Hernández, consiguiendo el quinto para el cuadro mexicano, que maquilló otra actuación muy pobre, la cual dejó en evidencia la falta de conjunto del cuadro de José Manuel de la Torre que, con todo y la media decena de tantos, se fue al vestuario con el rostro desencajado, molesto, sabiendo que su Selección está muy lejos de ser competitiva.

Tras dos goleadas de 5-0, el Tri no ha mostrado avances desde que comenzó su preparación para el torneo y ahora tendrá su primera verdadera prueba el domingo ante Costa Rica, que empató ayer 1-1 con El Salvador.