La selección femenil mexicana Sub-17 tuvo un inicio victorioso con orden en todo el campo y gran participación colectiva, al derrotar 1-0 a Nueva Zelanda en el debut dentro de la Copa del Mundo de Azerbaiyán 2012.

La mediocampista Fernanda Pérez, quien estrelló un tiro al travesaño a los 14 minutos, anotó el único gol del encuentro cuando el reloj marcaba el minuto 36, en un partido efectuado bajo una elevada temperatura que generó que varias jugadoras del cuadro de Oceanía se vieran afectadas en lo físico.

Las canarinhas serán las rivales del conjunto azteca en la segunda jornada el próximo miércoles. Desde los primeros minutos, el tricolor dominó el encuentro y fabricó llegadas de peligro sobre el arco de las kiwis, ya sea con desbordes a velocidad por derecha a cargo de Taylor Alvarado, pases filtrados para la delantera Luz Duarte y algunos tiros de media y larga distancias.

Tras mucho insistir, a los 36 minutos llegó el gol de la escuadra tricolor, cuando Fernanda Pérez ganó por alto en el centro del área y batió por arriba a la arquera, en un tiro de esquina que representó el sexto gol de un conjunto mexicano en copas del mundo Sub-17.

La guardameta Lily Alfeld impidió que el Tri incrementara la ventaja en tres ocasiones. Atrás, México también mostró seguridad y orden para limitar los avances de las neozelandesas, aunque la ventaja mínima no permitió que el resultado estuviera seguro para el Tri.