La forma en que Maximiliano Rodríguez empalmó el balón y terminó en el fondo de las redes es algo que no olvida Carlos Salcido, quien quiere tomar revancha de esa derrota que sufrió México ante Argentina en la Copa del Mundo Alemania 2006.

El 24 de junio de hace cuatro años en la ciudad de Leipzig, el Tri y la albiceleste empataron 1-1 en tiempo reglamentario, y cuando parecía que todo se definiría en penales, apareció el ahora jugador del Liverpool para prender una volea que se coló en el ángulo superior derecho de la meta de Oswaldo Sánchez.

Hoy, cuatro años más tarde, la historia dice que ambas selecciones deben enfrentarse nuevamente en octavos de final y con el mismo objetivo: seguir con vida.

Hace cuatro años nos dejaron fuera, fue doloroso por cómo se dio aquel partido, espero que ahora sea diferente , manifestó.

El jugador del PSV aceptó que luego de lo mostrado ante Uruguay, existen muchos aspectos por trabajar, consciente que es un juego de matar o morir.

Inicia un torneo diferente, hay que estar tranquilos y hay que esperar. Lo bueno del encuentro ante Uruguay es que se pueden rescatar muchas cosas , estableció.

Menos sediento de desquite se manifestó el defensa mexicano Héctor Moreno, al afirmar: Es una historia diferente, porque yo no estaba en esa Selección .

No recuerdo el anterior partido porque no estuve ahí, pero este no lo veo como una revancha, sino como una bonita oportunidad para nosotros de hacer historia , dijo.