Fue hace cuatro años. Era el 2008, en la televisión se proyectaban las imágenes de las clavadistas Paola Espinosa y Tatiana Ortiz, quienes en los Juegos Olímpicos de Beijing alcanzaban la medalla de bronce en la plataforma sincronizada.

Entonces Carolina Mendoza, de apenas 10 años, miraba asombrada la sonrisa de las clavadistas y veía ondear la bandera nacional desde el televisor. Probablemente nunca imaginó que apenas un ciclo olímpico después se codearía con ambas medallistas y, mucho menos, que a unos meses de los Juegos Olímpicos le arrebataría la oportunidad de volver a una justa olímpica a Tatiana Ortiz.

Pero lo hizo. Ayer, la clavadista mexiquense dio cuenta de su talento y aprovechó la falta de confianza que ha caracterizado a Tatiana tras haber regresado del retiro (en Juegos Panamericanos perdió ante Paola Espinosa el oro en el último clavado) y se adjudicó el segundo boleto para Londres 2012.

Tengo cuatro años practicando clavados, al inicio fue como un juego pero cuando vi que los resultados se daban y que me iba muy bien en la Olimpiada Nacional, empecé a tomarlo más en serio. Me gusta mucho, disfruto entrenando y compitiendo porque sé hasta dónde puedo llegar , aseguró Mendoza justo antes de partir a la Copa del Mundo que se celebra en Londres, Inglaterra.

Mendoza Es quinta, Tatiana queda en sitio 11

Ortiz inició en el top 10 en los primeros clavados, mientras que Mendoza se ubicó 12 tras las dos primeras rondas. Pero la mexiquense vendría de atrás para ubicarse en el puesto cinco a falta de un salto. Finalmente, en su último tiro no pudo mejorar su ubicación y se quedó fuera de las medallas pero con el boleto en la bolsa y prometió: Regresaré por mi presea .

Al final, la calificación para Carolina Mendoza fue de 346.85 puntos, suficientes para acceder a la justa olímpica, y Tatiana Ortiz se quedó en el lugar 11 con 324.40 unidades.