El atacante argentino Lionel Messi, autor de dos goles contra el Getafe este miércoles en la Copa del Rey, dijo que se encontró "muy bien" en su reaparición tras dos meses lesionado y vuelve "con muchas ganas" de que sea "un gran año" para el FC Barcelona.

"Contento por todo, tenía mucha ganas de volver. He pasado mucho tiempo fuera, me sentía muy bien en los entrenamientos. De poquito me encontré mejor, me fui soltando", explicó en el canal Baróa TV.

"Me encontré muy bien en lo físico, me sentí muy bien, jugué sin dolores. Por este lado, muy feliz", añadió.

Transcurridos 59 días desde su desgarro en la pierna izquierda, el cuádruple Balón de Oro entró en el terreno a los 64 minutos, cuando el Barcelona ganaba por 2-0 con sendos goles de Cesc Fabregas.

El delantero argentino de 26 años enseguida mostró su clase al marcar tras un mal rechace de la defensa y de nuevo con un tiro desde el área tras una galopada.

"Ha sido una lesión que ha sido dos meses fuera, está claro que no se ha olvidado jugar al fútbol, ha entrenado muy bien y ya se ha visto, es lo que tienen los cracks".

" La carrera de Leo es así, un guión cinematográfico", destacó en conferencia de prensa el entrenador barcelonista, Gerardo Martino.

"En el momento en que uno piensa que no está bien, que está teniendo una lesión, en tres minutos, ya. "Lo que pasó esta noche es secuencia de todo el tiempo que lleva aquí"

Ovacionado por el público del Camp Nou, el atacante dejó clara su ambición para la segunda parte de la temporada.

"Muy feliz de haber podido estar tanto tiempo en mi país, con mi gente, me hizo muy bien salir de todo esto. Vuelvo con muchas ganas, mucha ilusión otra vez, de que sea un gran año para todos nosotros", dijo Messi.

El futbolista insistió en que tiene "muchas ganas de seguir consiguiendo cosas, de aportar en el juego, de ayudar. Son cinco meses muy duros, vamos a pelear y vamos a intentar conseguir todo, como siempre en este club. Quiero jugar toda mi carrera en Barcelona, si la gente aquí me quiere".

LA ILUSIÓN NO SE ME FUE NUNCA

Messi no jugaba un partido oficial desde su lesión, el pasado 10 de noviembre en partido de Liga contra el Betis sevillano . "La Pulga" ha seguido un programa de recuperación y preparación física en Cataluña y luego en Argentina, antes de regresar a Barcelona el jueves pasado y reintregrar los entrenamientos colectivos.

"Mucho tiempo sin jugar, preparándome físicamente. Fortalecimiento de los isquios y, una vez la lesión curada, he empezado a trabajar físicamente para poder jugar sin dolor, sin tener que pensar en otras cosas, sentirme bien en la cancha y disfrutar el juego", declaró.

"La ilusión de jugar no se me fue nunca. Por eso fue tan duro los dos meses que estuve entrenando a solo. Corría pero no podía jugar dentro una cancha, lo que me gusta hacer de siempre", explicó.

Messi dijo no saber si será titular el sábado en el partido estelar de la 19 jornada de la Liga contra el Atlético de Madrid de Diego Simeone, colíder con el Baróa (49 puntos).

"La idea es ir de a poquito, iremos hablando, no sé, hablaremos con el Tata (Martino) y el cuerpo técnico", dijo.

"Quiero jugar, ayudar al equipo, me perdí muchos partidos, y si puedo estar, voy a querer seguir estando y pensando primero en el club, intentar hacer lo mejor con los compis, y después pensar en la selección", insistió.

"Ninguno es imprescindible, juegue quien juegue lo hace perfectamente. Los partidos que vi en casa era impresionante lo que hicieron. Es un plantel que juegue quien juegue, responde", expresó.

Messi indicó que por otra parte que acudirá el lunes a la gala del Balón de Oro en Zurich, donde se anunciará el nombre del ganador entre los tres finalistas: el propio Messi, el portugués Cristiano Ronaldo y el francés Franck Ribéry.

"Es un placer estar otra vez ahí entre los tres y sea cual sea el resultado va a estar bien. Para mí, los premios siempre los conseguimos a nivel de grupo, pero es un reconocimiento muy lindo por lo que significa el premio pero si no gano no pasa nada", aseguró.

nlb