El británico Lewis Hamilton (Mercedes), quien salió desde la pole position, ganó la carrera del Gran Premio de Hungría el domingo en el circuito de Hungaroring y elevó a 24 puntos su ventaja sobre el alemán Sebastian Vettel (Ferrari) en la general del Mundial.

Vettel y su compañero de equipo finlandés, Kimi Räikkönen, fueron segundo y tercero en esta duodécima cita de la temporada, la última antes del tradicional parón de mitad de curso.

“Salir con estos puntos es como una bonificación par nosotros”, admitió Hamilton, cuatro veces campeón mundial, en alusión a que las características de este circuito son más favorables a los Ferrari que a los Mercedes.

Hamilton y la victoria 67 de su carrera estuvieron marcadas por un fuerte calor (35 grados centígrados en el aire, 50 en la pista).

“La lluvia ha sido muy importante, ya que Ferrari se mostró más rápido (que Mercedes) en las últimas carreras. Seguramente no habríamos podido estar en primera línea sin eso”, admitió Hamilton, que lleva cinco victorias esta temporada, por cuatro de Vettel.

“Estoy muy contento de que hayamos sido tan fuertes en estas dos últimas carreras. Merecemos nuestras vacaciones”, añadió Hamilton, una semana después de haber ganado también, por sorpresa, en el Gran Premio de Alemania, donde había salido apenas decimocuarto en la parrilla de salida y en Hungría salió desde la pole.

Hamilton cree que las victorias en Alemania y Hungría, justo antes del parón de la Fórmula 1, “van a aportar al equipo un impulso duradero”.

El inglés recuerda seguramente que hace un año, en este mismo punto de la temporada, tenía 14 puntos de retraso respecto a Vettel en la clasificación de pilotos, antes de poder remontar esa desventaja y proclamarse luego campeón.

“Estoy convencido de que podremos remontar en la segunda mitad del año”, le respondió, sin embargo, ahora el alemán.

“El año pasado perdimos el campeonato porque nuestro coche no era el más rápido y nos faltó fiabilidad. Este año, nuestro monoplaza es más eficaz y más fuerte”, tanto en carrera como en las sesiones de clasificación, estimó el alemán de Ferrari.

En Mercedes las prioridades en la segunda mitad de la temporada serán evitar los fallos estratégicos como los de Australia o China o las averías como las de Austria, donde Hamilton y Bottas abandonaron.

La Fórmula 1 volverá a finales de agosto con el Gran Premio de Bélgica.

Sergio Pérez no tuvo una buena carrera

Luego de terminar en la posición 14 del Gran Premio de Hungría, el piloto mexicano Sergio Checo Pérez aceptó que “no tuvo una buena jornada y que se siente contento por tener un descanso, pues lo necesita mucho”.

El mexicano explicó que “han sido unos meses muy duros en la parte mental; he hecho de todo menos enfocarme en ser piloto y aun así estamos dentro de los 10 en el Campeonato de Pilotos. Entonces, creo que vamos a regresar más fuertes para la segunda parte”.

Pérez salió la carrera en la posición 18, a pesar de remontar varios lugares durante la primera parte de la competencia, no pudo pasar del decimocuarto lugar debido a un toque con el monegasco Charles Leclerc, indicó la escudería Telmex en su portal en internet.

“Hice una buena arrancada, pero tuve un toque con Leclerc que me hizo perder varias posiciones que ya había ganado. Después de eso, no me pude recuperar”, lamentó el mexicano.

Checo se mantuvo con 30 puntos, pero se vio alcanzado por el español Carlos Sainz, quien sí sumó puntaje al finalizar en la novena posición en el GP de Hungría.