Las transmisiones de la MLS promediaron menos de 300,000 televidentes por partido durante la temporada pasada, apenas 27.2% de los juegos de la Liga estadounidense se transmite en televisión nacional a través de ESPN, Fox Sports, en idioma inglés, y por Univisión para los aficionados en idioma español.

Pero recientemente acaban de recibir una noticia alentadora: el debut de Carlos Vela en la MLS con Los Ángeles fue el partido inaugural más visto del torneo en los últimos tres años.

Los datos que publicó ESPN, canal que transmitió el duelo en idioma inglés, indican que fueron al menos 400,000 personas quienes observaron el juego que marcó el arranque de la franquicia Los Ángeles Football Club (LAFC) y significó 33% más audiencia que los partidos inaugurales más recientes.

¿Qué tiene que ver el futbolista mexicano con la estrategia de la MLS para atraer más público?

La MLS gastó 35.2 millones de dólares en seis fichajes de futbolistas latinoamericanos para esta temporada, y entre los que se encuentra Vela, por el que LAFC desembolsó 6.1 millones. El monto de inversión de seis de los 10 futbolistas más costosos representan 69% del total de los 23 equipos que arrancan la temporada 2018 del torneo estadounidense.

“Los nuevos jugadores latinoamericanos recibirán la atención de los fanáticos latinos este año; tal vez no de inmediato, porque aún no son grandes estrellas, pero si los clubes hacen un buen marketing, y por supuesto, si los jugadores juegan bien y los equipos ganan juegos, eso llamará la atención”, indica Jonathan Tannenwald, periodista especializado en futbol y medios para Philadelphia Inquirer y Daily News.

En el pasado quedaron los fichajes de jugadores como Andrea Pirlo (36 años), Robbie Keane (35), David Villa (34) y Thierry Henry (32 años), futbolistas europeos que llegaron a la MLS en la parte final de su carrera, con un contrato millonario que les aseguraba su futuro.

Ezequiel Barco, futbolista argentino de 18 años, desechó ofertas de Benfica y Atlético de Madrid para convertirse en el jugador franquicia de Atlante United, el equipo que recién debutó la temporada pasada y que pagó 15 millones de dólares por el jugador que se convirtió en el fichaje más costoso en la historia de la MLS.

Para Jonathan Tannenwald, Atlanta es una de las tres ciudades en donde más aficionados latinos siguen la MLS, y sólo detrás de Los Ángeles y New York. Ezequiel puede replicar el modelo que Latino Star, que, explica el periodista estadounidense, es cuando una gran figura del futbol latinoamericano se convierte en un polo de atracción para los fans. “Cuando Chicago tenía a Cuauhtémoc Blanco hace algunos años, era una gran atracción. También lo fueron Marco Etcheverry y Jaime Moreno de Bolivia en DC United”, señala.

La importancia del público latino

De acuerdo con el estudio Soccer Market Ranking 2016, realizado por la agencia de marketing deportivo Giltedge, Los Ángeles es la ciudad con más presencia y participación de aficionados al futbol en todo Estados Unidos, sin embargo, la MLS no es su torneo preferido.

La temporada pasada, los juegos del torneo estadounidense promediaron 253,000 espectadores por encuentro en transmisión de idioma inglés, a través de Fox Sports y ESPN; mientras que la señal en español de Univisión registró 250,000 espectadores.

Uno de los encuentros con más televidentes en la historia de la MLS se transmitió en español, en la señal de Univisión, y fueron los partidos entre LA Galaxy ante San José Earthquakes los que llegaron a 1 millón de personas como parte de una programación especial con motivo de la Copa América 2016, ya que antes se transmitió el duelo entre Colombia y Estados Unidos.

Datos de Giltedge revelan que durante el año pasado los tres juegos más vistos de la Liga MX en Estados Unidos promediaron 2.5 millones de televidentes; en tanto, los tres partidos más vistos de la MLS apenas llegaron a 870,000 espectadores por partido, y en dos de ellos la señal que más se vio fue la de idioma español.

El crecimiento de audiencia de los partidos de la MLS en los últimos cinco años indica que las transmisiones en español aumentan a un ritmo de 19.9% por año, mientras que en inglés el índice crece a una tasa de 13.1% anual.

Don Garber, comisionado de la MLS, indicó hace tres años que los aficionados latinos representan 30% del total de fans del torneo. Este periódico solicitó al departamento de medios del torneo de futbol de Estados Unidos el porcentaje de aficionados hispanos actualmente, aunque no recibió respuesta.

Esta temporada participarán 121 futbolistas latinos en la MLS, son 10 elementos menos que los que jugaron el año pasado; sin embargo, entre los refuerzos que llegaron al futbol de Estados Unidos se encuentran los seleccionados nacionales Carlos Vela y Jonathan Dos Santos, de México, y Ezequiel Barco, que ha sido considerado en las selecciones juveniles de Argentina.

eduardo.hernandez@eleconomista.mx