La uno fue una jornada que les vino bien a algunos futbolistas que llegaron como refuerzos para el Apertura 2017. El arranque de la temporada registró siete anotaciones marcadas por elementos que llegaron para apuntalar a los planteles que representan.

En el primer día de competencia fue Edgar Méndez quien dio la cara por la legión española en México. El volante que llegó a Cruz Azul procedente del Alavés consiguió los dos goles con que la Máquina de Paco Jémez superó como visitante a Tijuana.

Vengo con la intención de demostrar que podemos tener valía en otro país , había advertido Méndez el día de su presentación.

Fue el sábado en Nuevo León donde se presentó la actuación más destacada de uno de los jugadores que bajo la etiqueta de refuerzo brillaron dentro de la cancha. El ecuatoriano Enner Valencia, quien ya tiene un título de goleo en la Liga MX, mismo que obtuvo con Pachuca en el Clausura 2014, regresó a nuestro país luego de probar suerte en Europa y lo hizo de la mejor forma posible.

El delantero marcó en tres ocasiones en la goleada de 5-0 de los Tigres sobre el Puebla, club que vio debutar como entrenador a Rafael el Chiquis García, quien hasta hace un torneo era la mano derecha de Ricardo Antonio La Volpe.

Julián Quiñones, colombiano que fue cedido de Tigres a Lobos BUAP, también tuvo una presentación acertada contra Santos al anotar uno de los dos goles con los que el cuadro recién ascendido a la Liga MX sumó su primer punto en la Primera División.

Milton Caraglio, quien cambió la camiseta de Tijuana por la de Atlas, también logró festejar una anotación en su debut con los zorros, combinado que superó a domicilio por 3-0 al León de Javier Torrente.

Aunque no se reflejó en el marcador, la actuación de Javier Güemez, volante de recuperación de los Gallos del Querétaro, fue de aplaudir en la cancha del Azteca, sitio en el que los Gallos superaron al América en pleno regreso de Miguel Herrera y presentación con el equipo dirigido por Jaime Lozano del mediocampista surgido de Xolos.