París.-El piloto mexicano Sergio Pérez, víctima de un espectacular accidente el pasado 28 de mayo en Mónaco, aseguro este viernes ser optimista de cara al próximo Gran Premio de Europa, que se disputa en Valencia el próximo 26 de junio, y dijo sentirse "perfectamente bien".

Tras su choque en Mónaco, el piloto de 21 años fue descartado para disputar el Gran Premio de Canadá de Fórmula 1, en Montreal, el domingo pasado, por las molestia que sintió durante los primeros ensayos libres.

"Volé a casa desde Montreal y en México me he estado preparando para la próxima carrera y entrenándome con mi fisioterapeuta. Me siento perfectamente bien y estoy deseando correr en Valencia", dijo Pérez en un comunicado difundido por su escudería Sauber.

"Sin ninguna duda es una ventaja conocer bien el circuito. En 2009 estuve en el podio en el Mundial de GP2 y el año pasado subí al podio" (también en GP2), añadió el piloto de Guadalajara.

En su accidente en Mónaco, Pérez perdió el control de su coche después de salir del túnel del circuito urbano y chocó a toda velocidad contra el muro de protección.

Aparentemente por un error de trayectoria, el coche chocó primero contra una barrera de seguridad, que arrancó toda la parte derecha, y luego el monoplaza (un C31 modelo 2011), que apenas había reducido su velocidad, sufrió un gran impacto.

BVC