La Selección Mexicana ha presentado algunos problemas para su primer juego amistoso en la era del Covid-19 del próximo miércoles en el estadio Azteca contra Guatemala.

El juego estaba pactado contra Costa Rica, pero la Federación Costarricense de Futbol canceló el compromiso: “luego de agotar todas las vías, la Fedefútbol considera que la decisión correcta y responsable es suspender el juego al no tener un panorama confirmado a menos de ocho días del cotejo”, en relación con problemas de protocolos de salud en su país.

La Federación Mexicana de Futbol (FMF) se movilizó y el miércoles anunció que jugaría contra los guatemaltecos en vez de suspender el encuentro. Sin embargo, no es el único problema que ha enfrentado el Tri. Su convocatoria, que sería sin jugadores que militan en el extranjero como Raúl Jiménez, Andrés Guardado o Hirving Lozano, el entrenador Gerardo Martino tampoco puede contar con todos los jugadores que contemplaba de la Liga MX.

La semana pasada, Luis Montes, considerado por Martino el mejor jugador de la Primera División mexicana, renunció a los llamados de la selección porque no ha tenido oportunidad de jugar en las últimas convocatorias.

“Es difícil de imaginar por qué uno lo rechazaría, el Chapo (Montes) tiene claros los motivos y a veces juegas y a veces no, quizá viene golpeado por otra etapa que vivió y por una terrible lesión. En la selección no puedes llegar a pedir, se pide respeto nada más”, dijo el entrenador Gerardo Martino.

Otro jugador considerado que no respondió es el defensa Hiram Mier. “En el caso de Mier, no habló conmigo, tuvimos a través de un miembro del cuerpo técnico la idea de hablar con él, incluso intentamos llegar a él por medio del cuerpo técnico anterior, lamentablemente la persona de mi cuerpo técnico no tuvo respuesta y en todo caso sería el futbolista el que tiene que salir a decir algo”, explicó el entrenador nacional.

Además, el equipo sufrió la baja del portero Jonathan Orozco y el volante Mauro Lainez, ambos de los Xolos de Tijuana, equipo con un serio brote de Covid-19 la semana anterior.

La lista de 25 jugadores cuenta con nombres jóvenes como Santiago Giménez (Cruz Azul), Sebastián Córdova (América) y Johan Vásquez (Pumas), así como los experimentados Guillermo Ochoa, Miguel Layún, Carlos Salcedo y Alfredo Talavera, éstos ya mundialistas.

Complicado año para la agenda del Tri

Después de Guatemala, la Selección Mexicana viajará a Ámsterdam para enfrentarse a Holanda el 7 de octubre y el día 11 jugaría contra Nueva Zelanda, según reportes, pero no se ha confirmado. Estos serán sus primeros juegos desde noviembre, cuando enfrentó en Toluca a Bermudas como parte de la Liga de Naciones de Concacaf.

El Tri, que canceló tres juegos en Estados Unidos por el brote de coronavirus ante República Checa, Grecia y Colombia, es una de las selecciones que más partidos juega a nivel internacional y tiene contrato con la empresa Soccer United Marketing (SUM) para jugar cinco partidos al año en Estados Unidos, de quien recibe 10 millones de dólares al año (2 por partido), de acuerdo con El Universal.

En mayo, Yon de Luisa, presidente de la FMF, aclaró que no habría reestructuración de contrato con SUM y que preveía los juegos pendientes para 2021 y 2022. “Más allá del contrato, la relación con nuestro socio es extraordinaria, y, en las ocho o nueve semanas pasadas, hemos tenido reuniones planeando escenarios para el 2020 y hasta para el 2021 y el 2022, para poder tratar de cumplir con todos nuestros compromisos, de las dos partes”, dijo a ESPN.

deportes@eleconomista.mx