Gerardo Martino culminó su primer ciclo de entrenamientos con sus primeros convocados de la Selección Mexicana.

El entrenador argentino asumió el cargo en enero pasado y trabajó los últimos tres días en el Centro de Alto Rendimiento con 24 futbolistas de la Liga local de cara a los dos partidos amistosos ante Chile, el 22 de marzo, y Paraguay, cuatro días más tarde.

Pero hizo las prácticas a puerta cerrada. ¿La razón?

“Recién empezamos, es verdad que estamos casi todos como en una luna de miel, es todo positivo, ya los pelotazos van a venir dentro de poco cuando juguemos en marzo. Ustedes (medios de comunicación) ya se encargarán de que todo eso sea diferente.

“Los entrenamientos tienen dinámica, tienen intensidad, roces, y si en alguno de esos entrenamientos se produce algún roce, lo que estaríamos haciendo a lo largo de la semana es hablar del intercambio de opiniones de dos futbolistas y no de lo que se hizo en el entrenamiento”, señaló.

Martino explicó en conferencia que los llamados a los entrenamientos con el Tri los hará sin perjudicar en la agenda de los equipos.

“Está claro que cuando toco a cuatro jugadores de Monterrey, cuatro de Tigres y cuatro de Chivas, por no hablar del resto, le modificó una semana de trabajo y una preparación de partidos”.

Tanto el técnico del América, Miguel Herrera, como el de Cruz Azul, Pedro Caixinha, expresaron que apoyaban a Martino pero advirtieron que ellos no estaban de acuerdo en perder jugadores durante la semana para los microciclos de entrenamiento. Se trata de una práctica que no se usaba en México desde los meses previos al Mundial de Alemania 2006, bajo la batuta del entrenador argentino Ricardo La Volpe.

“Los entrenadores han entendido que esto fue especial porque estoy recién llegado y que para los partidos tendremos que llevar a una gran cantidad de jugadores del medio local, por eso encontramos buena respuesta”, añadió el Tata.

Jesús Corona no se jubila del Tri

El portero de Cruz Azul, Jesús Corona, no fue considerado para el primer miniciclo que tuvo la Selección Mexicana con Gerardo Martino, que se desarrolló del lunes al miércoles pasado en las instalaciones del CAR.

“Me siento bien físicamente y futbolísticamente. Lo tomo de manera natural (no ser llamado). Estoy tranquilo, trabajo día a día y si me toca volver a ser llamado lo disfrutaré como lo he hecho”.

¿Entonces no es una jubilación del Tri?

“Sé que es algo natural que ahora volteen a ver a nuevos arqueros, arqueros jóvenes con condiciones. Estoy tranquilo y simplemente disfrutando de este momento que vivo, si se me llamara a la Selección de igual manera lo voy a disfrutar y estaré agradecido. Siempre y cuando me encuentre bien futbolísticamente, físicamente estaré para mi Selección”, agregó el guardameta de 38 años. (Con información de Alain Arenas)