Para conseguir la sede del Mundial de 2026, Marruecos ha propuesto utilizar 14 estadios en 12 ciudades, todas en un radio de 550 kilómetros de Casablanca.

Nueve de esos escenarios se construirían desde cero y los otros cinco requerirían una gran remodelación.

La nación del norte de África planea una inversión total de casi 16,000 millones de dólares, principalmente en mejoras a la infraestructura que la propuesta dice que el país necesita de todos modos.

Por su parte, la propuesta de los miembros de la Concacaf, México-Canadá-Estados Unidos- planea usar 16 estadios en igual número de ciudades, que serán elegidas entre 23 candidatas, y dice que ayudará a la FIFA a lograr récords de asistencia e ingresos.

Agrega que esos escenarios están construidos y tienen una capacidad de al menos 68,000 personas.

"La oferta de Marruecos 2026 está bien presentada y es fuerte en términos de compromiso del gobierno, pero necesitaría construir nuevamente la mayor parte de su infraestructura relacionada al torneo y a nivel general", dijo por ahora la FIFA.

"La oferta conjunta, por otro lado, tiene niveles prometedores de infraestructura ya en funcionamiento y totalmente operativa", agregó.

Estados Unidos fue sede del Mundial de 1994 y presentó una candidatura para 2022, mientras que México cuenta con la experiencia de haber organizado los torneos de 1970 y 1986. En tanto, Marruecos ha intentado sin éxito llevar la Copa del Mundo a su país en cuatro oportunidades.