Como en todas las mejores competencias deportivas, la marca mexicana de joyería, orfebrería y arte objeto, TANE, fue la encargada de diseñar y crear el trofeo que recibirá el ganador de la prueba máster del Longines Global Champions Tour que se lleva a cabo en la Ciudad de México del 22 al 25 de marzo en el Campo Marte.

Equivalente a la Fórmula Uno del mundo ecuestre, el LGCT es la prueba más importante a nivel internacional, con los mejores jinetes y caballos y la más alta bolsa económica a repartir.

Ricardo Domingo, director creativo de TANE, explica que el trofeo representa de manera casi sagrada y delicada al caballo, el ícono de esta competencia y está inspirado en cómo los griegos incluían a este animal en su arte.

“El mármol negro es muy mexicano, al igual que la plata”, por esta razón el trofeo está hecho de estos dos elementos. De los seis kilos que pesa la pieza, dos son de plata mexicana 925 y el resto de mármol.

“Un trofeo es una copa que tiene que llenarse de felicidad y de triunfos, por eso esta copa tiene dos caballos redondeados a los lados que representan la fuerza , perfección y que además son los íconos de esta competencia”, agrega el director creativo de TANE.

En la parte circular de la copa están representados los obstáculos de las pruebas que tienen que saltar los jinetes y caballos a través de tres líneas que rodean el trofeo, mientras que en la parte honda lleva esmalte en frío sobre la cerámica con los colores de la bandera mexicana.

Este trofeo es el resultado de ocho semanas de trabajo creativo y artesanal que realizaron 15 maestros orfebres de la marca mexicana de joyería.

diana.salado@eleconomista.mx