El Manchester United ganó 4-3 en su visita al Reading en la 15 jornada de la Premier League y amplió su ventaja como líder, gracias a que el segundo, Manchester City, empató 1-1 en casa ante el Everton.

El margen entre los dos clubes de Manchester pasa de un punto a tres, con el United por delante, en una jornada también marcada por el nuevo fracaso del Chelsea del técnico español Rafael Benítez, tercero ya a 10 puntos del liderato, tras caer 3-1 ante sus vecinos del West Ham (8).

En Reading, conociendo ya los resultados de sus dos principales perseguidores, el Manchester United no falló, pese a la dura batalla que plantaron los locales desde el principio.

El galés Hal Robson-Kanu adelantó al Reading en el 8, pero el United dio la vuelta con goles del brasileño Anderson (13) y un penal transformado por Wayne Rooney (16), pero Adam Le Fondre igualó provisionalmente 2-2 en el 23 y el Reading volvió a ponerse arriba con un gol en el 23 de Sean Morrison.

Los hombres de Alex Ferguson tuvieron que esforzarse al máximo para levantar un partido que se complicaba por momentos y remontaron con un nuevo gol de Rooney (30) y un tanto del ariete holandés Robin Van Persie (34).

La locura goleadora se quedó ahí y en la segunda parte el marcador no se movió, pese a los intentos del United de ampliar diferencias.

En su partido del día, el City sólo igualó 1-1 con el Everton en casa. El belga Marouane Fellaini adelantó al equipo de Liverpool en el 33, pero el argentino Carlos Tevez, en el 43 de penal, permitió a los campeones salvar al menos un punto.

EISS